yadier molina (vertical-x1)
Molina atraviesa por una de sus mejores temporadas con el bate al promediar .285 con 15 jonrones y 51 carreras impulsadas. (AP)

La edad no es un disuasivo para Yadier Molina cuando se trata de su nivel de juego en el diamamente. A sus 36 años, no hay espacio para descansos.

De hecho, el dirigente de los Cardenales de San Luis, Mike Shildt, acepta que confía en las señales que le da el veterano receptor boricua en cuanto al tiempo y la cantidad de juegos en los que participa.

Shildt le dijo al St. Louis Post Dispatch que prefiere no planificar días libres para Molina. En cambio, el dirigente consulta primero la determinación tanto con Molina, como con el coach de tercera base José Oquendo.

“No hay días libres. Tengo que estar listo para ir el camino completo”, recordó Shildt sobre una conversación que tuvo mientras Molina entrenaba en uno de los días libres del equipo.

El sábado, Molina amplió su propio récord cuando abrió como receptor por 20 juegos consecutivos. Es la racha más larga en la historia de las Grandes Ligas para un pelotero mayor de 35 años.

“Yadi va a encontrar la manera en cada nivel de competir, no solo con lo que hace y las jugadas que entran en su espectro, sino ayudando a otros también”, expresó al medio Shildt.

A pesar de que se perdió un mes debido a una lesión en la ingle, Molina atraviesa por una de sus mejores temporadas con el bate al promediar .285 con 15 jonrones y 51 carreras impulsadas. 

“A mí no me gusta pensar mucho en los números personales, me gusta pensar más en el equipo. Estoy concentrado en ganar y ayudar el equipo”, dijo Molina a El Nuevo Día, durante la visita de su equipo al Marlins Park la pasada semana. “Me siento muy bien de salud y todo perfecto. Hay que tratar de seguir pa’lante y meter mano porque todavía queda de temporada”.

El boricua, junto a Matt Carpenter, ha estado cargando ofensivamente a los Cardenales entrando al último mes y medio de temporada.

Sin embargo, el receptor asegura que su intención no es “ser el héroe”, ni perjudicar a su equipo por capricho.

“Déjame decirte algo: Yo no voy a poner a mi equipo en alguna situación donde voy cero de cinco porque quiero jugar, porque quiero ser un héroe. Si decido jugar es porque estoy listo para hacerlo… te he dicho mucha veces, cuando me siento bien quiero jugar. No me gusta coger un día libre sintiéndome bien. Conozco mi cuerpo”, expresó Molina a la prensa durante la victoria de su equipo en el pasado domingo.


💬Ver 0 comentarios