(semisquare-x3)
Los Medias Rojas de Boston son favoritos para repetir la Serie Mundial. (AP)

Nota del editor: Primero de seis análisis sobre las divisiones de las Mayores de cara a la temporada 2019.

¿Podrán los Medias Rojas de Boston revalidar el título de la Serie Mundial y mantener su hegemonía en la División Este? ¿Será este el año en que los Yankees de Nueva York conquisten el Clásico de Otoño por primera vez desde el 2009?

Todas esas preguntas tendrán su respuesta en octubre. Pero en lo que concierne a marzo, el papel tiende a indicar una nueva batalla campal entre estos dos archirrivales en la división Este y de todo el béisbol.

Boston, dirigido por el boricua Alex Cora, repite más o menos el mismo trabuco del 2018. Ofensiva variada, profundidad en su rotación abridora y en la banca, pero su relevo, principalmente el de cierre es un signo de interrogación.

 Los Medias Rojas perdieron los servicios de su taponero Craig Kimbrel, uno de los mejores relevistas de esta generación.  Cora y la gerencia de Boston insisten que la solución está en su personal interno, pero a juzgar por lo exhibido en los juegos de primavera, ninguno parece reunir las cualidades para sustituir a Kimbrel.

En cambio, los Yankees cuentan con una tropa en el bullpen. Sin dudas es uno de los más completos del béisbol. Desde luego de que Nueva York cuenta con debilidades. El pitcheo abridor ha sido fortalecido, pero las lesiones han comenzado a afectar desde los juegos de exhibición y, en este momento, a días de comenzar la temporada, hay incertidumbre en cuanto a la confección de la rotación.

Desde el saque los Yankees no contarán con su as Luis Severino así como tampoco con CC Sabathia ni el relevista Dellin Betances.

 Será una lucha cerrada, pero si Boston no consigue un brazo adecuado para el cierre de sus partidos, tendrá problemas para retener su  división por cuarto año al hilo. Claro, los Yankees tienen sus propios problemas por lo que harán el Este más interesante. 

Boston

Los Medias Rojas fueron el mejor equipo del béisbol en el 2018. Dominaron de principio a fin. Obtuvieron 108 triunfos en la campaña —una marca parala franquicia— y en los playoffs acabaron con la oposición de forma contundente. Bajo la dirección del boricua Alex Cora, los Medias Rojas dejaron en el camino a los Yankees de Nueva York en la Serie Divisional, a los Astros de Houston en la Serie de Campeonato y en la Serie Mundial a los Dodgers de Los Ángeles. Lo hicieron con marca global de 11-3. La proeza adquirió un grado superlativo en vista a que vencieron a dos equipos que ganaron 100 y 103, respectivamente en sus series  de postemporada y a unos Dodgers que cargaron con 92. 

Boston repite más o menos la misma plantilla que el 2018. Así que, ¿ debería haber dudas de que repetirán por cuarto año seguido la División Este? La respuesta es sí. Boston perdió a su taponero Craig Kimbrel, uno de los mejores en las Grandes Ligas en la agencia libre. Se trata de un relevista que salvó 42 juegos en el 2018,  aún cuando dio señales evidente de declive. También perdieron a Joe Kelly. Pero Boston cuenta con casi todo para repetir. Buena ofensiva con Mookie Betts y J.D. Martínez, y excelentes abridores con Chris Sale, David Price, Rick Porcello, Nathan Eovaldi, pero necesitan un brazo confiable para cerrar los juegos. Esto podría ser la diferencia entre ganar la división o tener que conformarse con uno de los comodines.

Nueva York 

Los Yankees de Nueva York fueron víctimas de un año de ensueño de sus archirrivales Medias Rojas en el 2018. Ganaron 100 juegos por primera vez desde el 2009 cuando ganaron la Serie Mundial. Dominaron las Mayores en jonrones con 267. Finalizaron con el segundo mejor OPS de las Grandes Ligas con .781 ,solo superados por Boston. Fueron una máquina de producir batazos largos. Este año presentan la misma plantilla ofensiva y no debe esperarse nada nuevo en el comportamiento de sus bateadores. Nada sería de extrañar que superaran los números del 2018 en cuanto a los jonrones. El relevo fue y continúa siendo la fortaleza del equipo. Ya no contarán con David Robertson, pero se hicieron de los servicios de Adam Ottavino, mantienen a Zack Britton, Dellin Betances y el lanza llamas Aroldis Chapman. El pitcheo abridor de los Yankees mejoró con la adquisición de James Paxton. 

La rotación  quedaría integrada por Luis Severino, A.J. Happ, CC Sabathia, Paxton y el japonés Masahiro Tanaka.  Pero los Yankees necesitan que su cuerpo abridor se mantenga saludable. Severino, Sabathia y Betances están lastimados y Tanaka es una caja de sorpresa. Los Yankees tienen la ofensiva y el relevo. Su rotación está mejorada, pero presentan un signo de interrogación debido a las lesiones. Aún así sobre el papel lucen como ligeros favoritos para ganar en el Este.

Tampa Bay

Los Rays nunca dejan de sorprender. Por razones de economía siempre se ven obligados a dejar partir o cambiar a sus principales jugadores, pero aún así sacan lo necesario para mantenerse en pelea en una de las divisiones  más competitivas de las Mayores. Tampa se las arregló para finalizar con 92 victorias en una división en la que Boston obtuvo 108 y los Yankees 100. Blake Snell fue la principal figura de la novena. El cotizado zurdo finalizó con marca de 21-5 con ERA de 1.89. Fue el ganador del CyYoung de la Liga Americana. Fue precisamente el pitcheo, el fuerte de los Rays en el 2018 (segundo en la Americana con 3.74). Perdieron este año a su principal cañón ofensivo en C.J. Cron (30 jonrones), pero adquirieron a Mike Zunino (20 jonrones en el 2018 en Seattle) y Avisail García (19 con los Medias Blancas). En una división tan fuerte, Tampa debe llegar nuevamente tercero. 

Toronto

El boricua Charlie Montoyo debuta como mánager en las Grandes Ligas, tras fungir como coach de banco de los Rays de Tampa Bay en la pasada temporada. Tendrá un trabajo arduo con los Azulejos, quienes llegaron en la cuarta posición en la división en la pasada temporada con 73-89. La gerencia canadiense apostará a su talento joven. El dominicano Vladimir Guerrero Jr., quien está lesionado, es la cara nueva de la franquicia. Llega a las Mayores como el principal prospecto del béisbol. Lourdes Gurriel Jr, el receptor  Danny Jansen, los jardineros  Billy McKinne y   Teoscar Hernández, y el jugador del cuadro Bo Bichette son parte de esa camada. Será un año interesante para Montoyo viendo cómo sus jóvenes prospectos se desenvuelven. Deben repetir el cuarto lugar. 

Baltimore

Los Orioles de Baltimore vienen de establecer una marca de derrotas en la franquicia con 115 en el 2018. Luego de perder en el partido del comodín en el 2016, los Orioles han finalizado en la última posición en su división los siguientes años. En el 2019 no les espera mucho más. Estrenan dirigente con Brandon Hyde, quien reemplaza a Buck Showalter. Con la partida de Adam Jones como agente libre, Chris Davis es la principal figura de los Orioles. El poderoso bateador  viene de la peor actuación de su carrera. Apenas promedió .168 con 16 vuelacercas y 49 remolcadas. Su cuota de ponchetes llegó a 192 en 128 juegos. Desde que firmó un contrato de siete años de $23 millones anuales sus números han ido en descenso. Baltimore luce destinado a finalizar una vez más en el sótano.


💬Ver 0 comentarios