Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Pecados mortales del mejor bateador de la historia (horizontal-x3)
Rose ostenta el récord de imparables en las Mayores con 4,256, una de las más míticas marcas en todos los deportes. (Archivo / AP)

La figura de Pete Rose es una de contrastes extremos.

Rose ostenta el récord de imparables en las Mayores, 4,256, una de las más míticas marcas en todos los deportes. 

Sin embargo, a la misma vez, es detestado por muchos en la estructura del llamado “pasatiempo americano” por sus fallas de carácter y sus serios pecados contra la regla de oro de las Grandes Ligas: nunca apostar en el béisbol.

Un día como hoy, Rose cumple sus 75 años de edad. Considerado el mejor bateador en la historia, Rose sigue apartado del béisbol. No está en el Salón de la Fama de Cooperstown, y el comisionado Rob Manfred le negó recientemente una reinstalación.

A continuación, recordamos el paso de Rose por el béisbol, sus logros, y los “pecados mortales” que lo llevaron al exilio.

-8 de abril de 1963: Debuta en las Mayores. En su primer turno llega a primera base vía boleto gratis. Ese mismo año fue escogido como Novato del Año de la Liga Nacional.

-21 de noviembre de 1973: Gana el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

-22 de diciembre de 1983: Fuera del terreno, gana una demanda contra el Servicio Federal de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) y recibió un reintegro de $36,083 por su salario de 1978.

-13 de abril de 1984: Conecta un doble contra el serpentinero zurdo de los Filis de Filadelifa, Jerry Koosman, alcanzando los 4,000 hits vitalicios.

-15 de agosto de 1984: Regresa a Cincinnati como jugador y dirigente.

-11 de septiembre de 1985: Ante el lanzador Eric Show, de los Padres de San Diego, conecta un sencillo al jardín central izquierdo. Con este imparable, supera a Ty Cobb como el bateador que más hits ha conectado en la historia de las Grandes Ligas: 4,192.

-14 de agosto de 1986: En un partido contra los Gigantes de San Francisco, batea de 4-3 con una impulsada y conecta el último hit de su carrera, terminando con 4,256. Luego continuó como dirigente.

-2 de mayo de 1988: El comisionado de la Liga Nacional, A. Bartlett “Bart” Giamatti, lo suspende 30 días luego que empujara al árbitro Dave Pallone el 30 de abril previo en una discusión en el terreno.

-21 de febrero de 1989: En medio del entrenamiento primaveral, Rose viaja desde el complejo de entrenamiento de los Rojos en Plant City, Florida, hasta Nueva York para reunirse a puertas cerradas con Giamatti, con el comisionado de Grandes Ligas, Pete Ueberroth, y con otros oficiales de las Mayores.  Rose acude al encuentro con dos de sus abogados, Reuven Katz and Robert Pitcairn, Jr.

-20 de marzo de 1989: Grandes Ligas anuncia por primera vez que están investigando a Rose, aunque no especifican el foco de la investigación en su contra. Un día después, la revista Sports Illustrated publica una nota en la que sostiene que Rose tenía lazos con apostadores en el béisbol. Luego, a finales de marzo, el diario “The Cincinnati Enquirer” reportó que un ex director de seguridad de Grandes Ligas dijo que investigaron a Rose finales de la década del 1970, debido a alegaciones de que apostaba en el béisbol.

-1ro de abril 1989: Giamatti se convierte en el nuevo comisionado de Grandes Ligas. Este mismo día, el diario ‘The Dayton Daily’ reporta que el 17 de agosto de 1988 agentes del IRS confiscaron hojas de apuestas de Ron Peters, uno de los apostadores relacionados a Rose.  Peters era investigado a nivel federal por violaciones a las leyes de drogas e impuestos.

-9 de mayo de 1989:  El abogado John Dowd, designado para investigar las alegaciones de que Rose apostó en juegos de Grandes Ligas, le entregó un informe de 225 páginas a Giamatti.  El documento, hoy día conocido como el reporte Dowd, contiene hojas de apuestas y cheques de Rose, además de testimonio de corredores de bancas de apuestas, como parte de la prueba en contra de Rose.  El reporte Dowd sostiene que en 1987 Rose apostó un mínimo de $10,000 diarios en 52 partidos de los Rojos de Cincinnati, equipo el cual dirigía.

-24 de agosto de 1989: Rose llega a un acuerdo con Giamatti y es expulsado de por vida del béisbol. El acuerdo le permite solicitar que se le remueva la suspensión vitalicia luego de un año de entrar en efecto.  Aunque como parte del acuerdo Rose no admitió culpa, Giamatti sostiene que su conclusión es que Rose sí apostó en partidos de béisbol de Grandes Ligas.

-1 de septiembre de 1989: Ocho días después de anunciar la suspensión vitalicia de Rose, el comisionado Giamatti fallece de un infarto en su hogar de Martha’s Vineyard, Massachusetts. Fay Vincent se convierte en el nuevo comisionado de Grandes Ligas.

-19 de julio de 1990: Tras declararse culpable de dos cargos de someter planillas federales fraudulentas, Rose es sentenciado a cumplir cinco meses de cárcel, a 1,000 horas de servicio comunitario y a pagar una multa de $50,000.

-4 de febrero de 1991: El Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown ratifica la expulsión vitalicia de Rose. Esto lo deja inelegible para ser exaltado al Salón.

-Septiembre de 1997: Rose solicita, por primera vez, que se le remueva la suspensión vitalicia. Rose sostiene que no apostó en juegos de Grandes Ligas. El comisionado Bud Selig no atendió la solicitud, lo que mantuvo vigente el dictamen.

-Octubre de 1999: Tras participar -con la autorización de Grandes Ligas- en una actividad previa al segundo juego de la Serie Mundial en la que se reconoció a los integrantes del llamado “Equipo del Siglo”, Rose se niega a admitir que apostó en juegos de pelota y rechaza disculparse por sus transgresiones.

-Marzo de 2003: Aun negando que apostó en juegos de Grandes Ligas, solicita por segunda vez que se le retire la suspensión vitalicia. El comisionado Selig de nuevo desatiende la petición.

-12 de diciembre de 2003: En una entrevista televisiva, Rose admite públicamente, por primera vez, que sí apostó en partidos de Grandes Ligas, y que se lo había confesado al comisionado Selig. Rose hizo la confesión como preámbulo a la publicación de su autobiografía “My Prison Without Bars” (Mi Prisión Sin Rejas, en español). En el libro, que salió a la venta el fin de semana de la ceremonia de exaltación de Dennis Eckersley y Paul Molitor al Salón de la Fama, Rose admite que apostó en partidos de béisbol en 1987 y 1988, solo como dirigente y nunca como pelotero ni en partidos de su equipo.

-Marzo de 2015: Rose aplica nuevamente para ser reinstalado en Grandes Ligas. Finalmente, en diciembre  el comisionado Rob Manfred niega la solicitud.

-Enero de 2015: El programa televisivo Outside The Lines de la telecadena ESPN publica hojas de apuestas que prueban que Rose apostó en partidos de Grandes Ligas en 1986, cuando era jugador y dirigente de los Rojos. Las hojas incluyen apuestas en partidos de los Rojos, algo que Rose aún niega.


💬Ver 0 comentarios