Orlando
Orlando "Peruchín" Cepeda superó a Tim McCarver y a su compatriota Roberto Clemente. (AP)

El toletero boricua Orlando “Peruchín” Cepeda hizo historia en las Mayores cuando el 7 de noviembre de 1967 la Asociación de Cronistas de Béisbol de Grandes Ligas en Estados Unidos lo seleccionó de forma unánime como el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional (JMV).

Fue, de paso, la segunda vez que eso ocurría en la Liga Nacional, que un jugador ganara el JMV de forma unánime, lo que equivalía a que obtuvo todos los votos de primer lugar en esa elección.

En este mes de noviembre de 2018 se cumplen 51 años de dicha gesta de Cepeda.

En la temporada de 1936 el lanzador zurdo de los Gigantes de Nueva York, Carl Hubbell, de entonces 33 años, barrió en la votación por el premio al JMV en la Liga Nacional y lo ganó de forma unánime. Fue el primer jugador en lograr esa distinción.

Hubbell también fue el JMV en la Liga Nacional en 1933.

En la temporada del 1936, Hubbell tuvo marca de 26-6 con 2.31 de efectividad. Logró tres blanqueadas y salvó tres partidos. Lanzó en 42 juegos, inició 34 de ellos con 25 partidos completos. Le pegaron siete jonrones, dio 57 bases por bolas y ponchó a 123 bateadores. Hubbell debutó en las Mayores a los 25 años y se retiró a los 40.

Logró el total de seis votos para el primer lugar, obtuvo el 100% y derrotó a Dizzy Dean, de San Luis (88%) que esa temporada tuvo marca de 24-13 con 3.17 de efectividad.

Mientras, la temporada del 1967 para Cepeda fue una de ensueño. Tras ganar el premio como Novato del Año en 1958 jugando para los Gigantes de San Francisco, Cepeda fue canjeado a los Cardenales de San Luis el 8 de mayo de 1966 por el lanzador Ray Sadecki, tras iniciar la campaña con los Gigantes y haber jugado 19 partidos con dicho equipo. Ya en la temporada del 1967, Cepeda fue la primera base a tiempo completo con los Cardenales.

Ese año el boricua fue seleccionado como All Star para el partido de estrellas por la Liga Nacional, ganó el premio al JMV de forma unánime y jugó y ganó la Serie Mundial de 1967 que enfrentó a su equipo contra los Medias Rojas de Boston.

En la temporada de 1967, Cepeda, de entonces 29 años, bateó para promedio de .325, con 25 jonrones y 111 empujadas. En términos ofensivos, participó en 151 juegos, tuvo 563 turnos oficiales al bate, pegó 183 hits, anotó 91 carreras, dio 37 dobles, se robó 11 bases, cogió 62 bases por bolas y se ponchó 75 veces.

En su libro próximo a publicar, (Niño y joven de la estatua), sobre la vida de Cepeda, el autor Luis Rivera Toledo destaca que la llegada del boricua a San Luis, con su música, su baile y su alegría, cambio la química del equipo y los llevó a ganar la Serie Mundial de 1967. Además que su compañero de equipo, el receptor Tim McCarver, dijo que “su entusiasmo y la fuerza de su personalidad fue tan dominante”, que lo convirtió en el líder del equipo.

A nivel defensivo sus números fueron, 1,304 outs propinados, con 90 asistencias 10 pifias, un porciento de fildeo de 993 y jugó en 1,338 entradas.

Como parte del proceso de votación, Cepeda recibió un total de 280 puntos, evaluación perfecta al recibir los 20 votos disponibles de primer lugar, para un 100%.

Cepeda venció a su compañero de equipo, el receptor Tim McCarver, que recibió un 49% de votos para el segundo lugar y el tercero en la votación fue el también boricua, el jardinero derecho de los Piratas de Pittsburgh, Roberto Clemente Walker, con 46% de los votos.

Ese año de 1967, en la votación para el JMV de la Liga Nacional, ocho jugadores del equipo de San Luis recibieron puntuaciones para el premio, de un total de 29 jugadores que lograron como mínimo un punto.

Cepeda jugó 17 temporadas en las Grandes Ligas y en la Serie Mundial del 1967 contra Boston se fue de 29-3 con una carrera anotada y dos empujadas. Bateó .103. Su equipo ganó esa Serie Mundial.

El inicialista boricua jugó también la Serie Mundial de 1962 contra los Yankees de Nueva York en unifome de los los Gigantes y participó en la Serie Mundial de 1968 contra los Tigres de Detroit como parte de la novena de San Luis. En Series Mundiales su producción general fue de dos jonrones y nueve empujadas.

En su carrera de 17 temporadas en Grandes Ligas, Cepeda promedió .297, con 379 jonrones y 1,365 impulsadas.


💬Ver 0 comentarios