Alex Cora tiene récord de 68-30, siendo el mejor de todas las Grandes Ligas. (horizontal-x3)
Alex Cora tiene récord de 68-30, siendo el mejor de todas las Grandes Ligas.

La llamada primera parte de la campaña de las Grandes Ligas concluyó hace unos días y el saldo general para los boricuas fue más que positivo si se toma en consideración el impacto que tuvo un número significativo de estos jugadores en sus respectivos equipos.

Pero no solo esta fase fue sólida para dicho grupo de jugadores del patio. También lo fue para el debutante dirigente de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora, quien llevó a su equipo a tener el mejor récord de todas las Grandes Ligas.

Aunque Eddie Rosario, de los Mellizos de Minnesota, fue el único bateador que promedió sobre la marca de los trescientos entre los boricuas, jugadores como Javier Báez (Chicago), Francisco Lindor (Cleveland) cerraron fuerte esta etapa ubicando algunos de sus números entre los mejores de su liga.

El taponero Edwin Díaz, de los Marineros de Seattle, se consolidó como uno de los mejores en las Mayores al concluir con el mayor número de rescates de ambas ligas.

Alex Cora -Dirigente de los Medias Rojas de Boston

Sin experiencia previa en el béisbol organizado de los Estados Unidos como dirigente, el cagüeño mantuvo a su novena en la primera posición de la división Este durante esta primera etapa del torneo. Su récord de 68-30 fue el mejor de todas las Grandes Ligas. Esta actuación es la más impresionante en una primera etapa para la franquicia desde el 1949. La actuación como dirigente de Cora es la nota más relevante entre los boricuas en esta primera mitad de campaña.

Javier Báez -Intermedista de los Cachorros de Chicago

El Mago fue otra de las sensaciones puertorriqueñas en estos primeros meses de campaña. Báez, quien fue el único boricua en recibir los votos para abrir en el recién celebrado Juego de las Estrellas, finalizó líder en remolcadas en la Liga Nacional con 72. De acuerdo con el historiador Jossie Alvarado, es la mayor cantidad de remolcadas para un boricua desde que Orlando Cepeda lo hizo en el 1961 (77). Promedió .292 con 19 jonrones. Además se robó 18 bases. Jugando en la intermedia promedió defensivamente para .979, en el siore para .962. Tiró un recital defensivo. Fue sin dudas el Más Valioso de los Cachorros en esta etapa.

Francisco Lindor -Siore de los Indios de Cleveland

El torpedero cagüeño tuvo uno de los mejores desempeños de su corta carrera previo al receso del Juego de Estrellas. El carismático bateador ambidextro promedió .291 con 25 jonrones (líder entre los boricuas) y remolcó 62 carreras. Anotó 85 y produjo 113 hits. Bateó 30 dobles. De acuerdo al historiador Ricardo Olivencia, Lindor es el segundo pelotero boricua en pegar 30 o más doble desde que Edgar Martínez conectó 42 enel 1996.

Eddie Rosario -Jardinero de los Mellizos de Minnesota

‘La Bala de Guayama’ va en camino a superar todas sus estadísticas del 2017. Su actuación en esta primera etapa es un indicio de ello. Sin hacer mucho ruido, Rosario lidera la mayoría de las estadísticas ofensivas entre los jardineros izquierdos. Promedia .311 con 19 jonrones y 60 remolcadas. Tiene el WAR más elevado entre los de su clase con 4.3. Pegó 117 hits, la cantidad más alta entre los boricuas (tercera más alta en la historia) en esta primera etapa.

Edwin Díaz -Taponero de los Marineros de Seattle

Si hubiera que escoger la actuación más sobresaliente para un jugador puertorriqueño en esta primera etapa debe ser la del taponero de Naguabo. ‘Sugar’ estuvo impresionante. Registró el mayor número de salvados en las Grandes Ligas con 36. Va en camino a destrozar la marca de todos los tiempos para un boricua (en una campaña) que está en manos de Roberto Hernández (43 en el 1999). Su efectividad fue de 2.25. Tuvo tres intentos fallidos por salvar. Ponchó a 79 en 48.1 entradas y solo dio trece boletos. Va en camino a romper todas sus marcas personales.

José Berríos- Lanzador de los Mellizos de Minnesota

El bayamonés demostró que es uno de los lanzadores más prometedores del béisbol. Tuvo marca de 9-7 en esta etapa con efectividad de 3.68. Ponchó a 127 bateadores en 127.1 entradas. Julio no ha sido su mejor mes con una foja de 1-1 y 4.50 en carreras limpias.

Dereck Rodríguez -Lanzador de los Gigantes de San Francisco

Sin dudas la sorpresa de esta primera fase. El hijo del legendario Iván Rodríguez fue subido a finales de mayo y cumplido con creces con la dirección de los Gigantes. Tiene marca de 4-1 con efectividad de 2.89. En 46.2 ha ponchado a 37 bateadores y tiene apenas trece boletos gratis. Tiene siete aperturas y dos participaciones en relevo.

Kike Hernández -Utility de los Dodgers de Los Ángeles

Hace unos días el dirigente de los Dodgers, Dave Roberts, dijo en una entrevista que el boricua era el Jugador Más Valioso de esta primera parte de la temporada. Pudo haber exagerado un poco. ¿Cómo pudo ser un bateador con apenas .230 de promedio? El carismático jugador ha sido utilizado en casi todas las posiciones defensivas. Y con la excepción de la tercera base todas las ha jugado con eficiencia. En 88 partidos tiene 16 jonrones y 34 remolcadas

Yadier Molina -Receptor de los Cardenales de San Luis

Luego de perder un mes de competencia a causa de una peligrosa lesión en la ingle -que requirió cirugía- el veterano receptor regresó en junio para de inmediato poner sus números. Cerró con un sólido .274 con trece jonrones y 43 remolcadas. Terminó con el tercer mejor promedio entre los receptores de la Liga Nacional.

Afectados por lesiones

Carlos Correa -Torpedero de los Astros de Houston

El torpedero santaisabelino ha visto afectado su tiempo de juego debido a diferentes dolamas. No ha podido estar en el terreno desde finales de junio. No se espera regrese a la alineación de los Astros hasta después de este receso. promedia .268 con trece jonrones y 49 remolcadas.

Pobre desempeño

Roberto Pérez - Receptor suplente de los Indios de Cleveland

El mayagüezano ha estado por debajo de la Línea Mendoza (promedio menor de .150). Su porcentaje es de .148 con un jonrón y siete impulsadas. Su tiempo de juego se ha visto reducido este año. Apenas ha participado en 35 desafíos.

Christian Vázquez -Receptor de los Medias Rojas de Boston

Envuelto en una decepcionante campaña, el bayamonés chocó de frente con la adversidad al fracturarse un dedo. Tuvo que ser operado y perderá varias semanas más de juego. Al momento de lesionarse promediaba .213 con tres jonrones y catorce impulsadas.

Héctor Santiago -Lanzador de los Medias Blancas de Chicago

El zurdo fue enviado de vuelta al bullpen. Su récord de 3-3 y efectividad de 5.61 ha sido decepcionante.


💬Ver 0 comentarios