Robinson Canó, aquí a la derecha conversando con Martín Maldonado, acumula 2,376 imparables en sus primeras 13 temporadas. (horizontal-x3)
Robinson Canó, aquí a la derecha conversando con Martín Maldonado, acumula 2,376 imparables en sus primeras 13 temporadas. (Teresa Canino)

Naguabo – El dominicano Robinson Canó vio a su compatriota Adrián Beltré alcanzar la histórica cifra de los 3,000 hits en la pasada temporada de las Grandes Ligas. Este año, de seguro, verá a otro compatriota llegar a esta mítica marca, cuando al inicialista Albert Pujols solo restan 32 imparables.

Canó, en su caso, va por buen camino para acompañarlos en este exclusive grupo en un futuro.

Al momento, el intermedista de los Marineros suma 2,376 indiscutibles, restándole seis años de contrato con Seattle. En sus primeras 13 temporadas, Canó promedia 182 hits por año. Para alcanzar los 3,000 hits, Canó necesitaría promediar 104 imparables por temporada en los restantes seis años de contrato. Es un número real.

“Los 3,000 hits, solo Dios sabe. Esa es la meta. Por lo menos, los años de contrato están ahí. Ahora está de mi parte mantenerme y pedirle a Dios que me dé salud”, dijo Canó en pasados días durante su participación en un juego benéfico efectuado en Naguabo para respaldar a su compañero de equipo, el relevista Edwin “Sugar” Díaz.

Beltré, de los Vigilantes de Texas, se convirtió en el primer jugador nacido en Dominicana en llegar a los 3,000 hits. Alex Rodríguez, de ascendencia dominicana, fue el primero en las Mayores.

Canó, en tanto, irá a su quinta temporada con los Marineros, luego de acordar un contrato de 10 años y $240 millones. En la pasada campaña promedió .280 con 23 vuelacercas y 97 carreras remolcadas.

El quisqueyano dijo sentirse cómodo en esta organización.

“Mientras Seattle me quiera ahí, allí estaré. Me siento muy bien allí, la fanaticada me ha tratado muy bien, y el equipo. El primer año siempre es difícil, pero luego de ahí ya me siento en familia y en verdad el trato de los dueños y los compañeros es bastante bueno”, compartió.

Canó viajó a la isla tras recibir una invitación de Díaz para participar en un partido de sóftbol en el parque de la comunidad Villa Esperanza de Naguabo. El evento fue organizado por el receptor de los Angelinos de Los Ángeles, Martín “Machete” Maldonado. Otros grandesligas como Yadier Molina y Javier Báez también estuvieron presentes. El dinero recaudado en la actividad iba destinado a ayudar a un centro de envejecientes afectado por el paso del huracán María en septiembre pasado.

“Vine el año pasado y por la forma que me trataron quedé impresionado. Me gusta estar en este tipo de eventos y me gusta ver cómo los muchachos jóvenes aportan y ayudan a su comunidad, que es lo importante, no es solamente recibir y recibir, sino también dar”, dijo Canó.

“Yo viví en el 1998 el ciclón Georges en Dominicana, y en mi área estuvimos tres meses sin luz. Yo sé lo difícil que es y lo devastador. A uno se lo cuentan y no sabes nada hasta que lo vives. Es muy difícil”, manifestó el dominicano.


💬Ver 0 comentarios