Iván Rodríguez, quien recientemente presentó su libro en la isla, ha hecho otras gestiones de inversión, como un restaurante de pizzza en Texas cerca del estadio de los Rangers, y una marca de café. (semisquare-x3)
Iván Rodríguez, quien recientemente presentó su libro en la isla, ha hecho otras gestiones de inversión, como un restaurante en Texas y una marca de café. (GFR Media)

Aunque resulta bastante improbable que ocurra la próxima temporada, la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente podría sorprender con tener de nuevo una matrícula de hasta seis equipos en 2019-2020, si prosperan las gestiones que están haciendo grupos de empresarios de tres ciudades distintas.

El presidente de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, Juan Antonio Flores Galarza, solo reveló cuáles son dos de las tres ciudades en donde se formaron grupos de inversionistas y deportistas, Manatí y Ponce. No quiso revelar la tercera pues dijo que las gestiones comenzaron tan reciente como este mismo jueves, con una reunión de seis horas de duración. Sin embargo, El Nuevo Día supo que ese tercer municipio con una propuesta sobre la mesa de la LBPRC, es Guaynabo.

Flores Galarza tampoco quiso revelar los nombres de ninguno de los miembros en esos grupos de inversionistas, pero este medio supo que el miembro del Salón de la Fama, Iván “Pudge” Rodríguez sería una de las principales figuras detrás de la franquicia de Manatí, como inversionista.

Flores Galarza advirtió que para los grupos interesados en llevar el béisbol profesional de vuelta a Ponce y a Manatí, el escollo principal podría ser la condición de sus respectivos estadios.

En el caso de los estadios Francisco “Paquito” Montaner de Ponce, y Pedro Román Meléndez de Manatí, han albergado equipos de la pelota profesional pero hace años que no se juega en ellos, y encima de esto el huracán María en 2017 causó efectos adversos a toda la infraestructura deportiva del país. Aun entre los equipos activos en la liga en las pasadas dos temporadas, Caguas ni Carolina han podido utilizar sus respectivos parques, y en el caso de los Criollos se espera que el Yldefonso Solá Morales sea demolido.

La liga podría contar de nuevo con seis equipos

 “Esto puede ser tan sorpresivo que puede ser que este año hayan seis equipos”, dijo Flores Galarza este jueves al hablar de Manatí y de Ponce. “Pero todo va a depender de unas reuniones que vamos a tener. Todo se tiene que dilucidar y concluir antes del 30 de junio, que fue la fecha que le dimos a todos los grupos. Es para confirmar si están ready para jugar”.

Además de los grupos dispuestos a entrar a la LBPRC como nuevas franquicias, adicionales a las cuatro que estuvieron activas en las últimas dos campañas (Santurce, Mayagüez, Caguas y Carolina), el exsecretario del Departamento de Hacienda dijo que hay un empresario venezolano a quien conoció en la pasada Serie del Caribe celebrada en Panamá a principios de febrero, que desea entrar a la liga como inversionista.

Dicho empresario está dispuesto a colaborar tras bastidores con algunas de las franquicias existentes, pero como socio. Flores Galarza dijo que el empresario de la construcciónse le acercó en Panamá porque supo que el contable público autorizado (CPA) fue jefe de agencia en Hacienda y quería conocer de primera mano, sobre las leyes de incentivos en Puerto Rico, con miras a tratar de hacer negocios en la isla.

Asoma capital extranjero en la liga

“Su interés de entrar (en Puerto Rico) no es por los equipos, es por sus empresas. Son empresas relacionadas a la industria de la construcción y él sabe que ahora viene un proceso de inversión grande en Puerto Rico. Y hay un montón de leyes de incentivos industriales que a inversionistas del extranjero, como él, le pueden favorecer”, aclaró Flores Galarza, quien dijo que de cumplir su objetivo, este empresario está dispuesto a invertir también en alguna franquicia de béisbol local, tal como lo hace en su país, Venezuela.

La LBPRC sostendrá una reunión ordinaria este próximo lunes, 18 de marzo en la que según Flores Galarza, se debe discutir todo lo relacionado a estos grupos y sus respectivas gestiones.

El presidente de la liga, en cambio, prefiere ser realista y no apresurarse, pues entiende que todas esas gestiones podrían no rendir fruto a corto plazo, precisamente por el tema de los estadios. Y es que a parte de ser reparados, tendrían que pasar por la inspección de Major League Baseball para certificar que los peloteros adscritos al béisbol organizado de Estados Unidos pueden jugar en ellos.

La condición de los parques puede ser un escollo mayor

“Los tres grupos locales pueden ser franquicias que sean concretas. Mi duda es para cuándo. Porque de las tres, en dos de ellas hay que hacer inversiones en los parques, y a corto plazo yo lo veo difícil. El mayor escollo para estas tres franquicias es exactamente eso. Pero en una de ellas el alcalde está bien comprometido con el béisbol, y es un grupo que no se está inventando esto de la noche a la mañana. Ellos llevan dos años planificando. Ya presentaron una propuesta a la liga, que la liga va a tener que evaluarla en la reunión de la junta de directores de la semana que viene (lunes)”, agregó Flores Galarza confirmando que se refería a Manatí.

“Yo me reuní con el alcalde (José Sánchez) y el grupo privado hace dos semanas, y me dijeron allí que el reclamo del seguro está bastante adelantado”, dijo el líder de la liga refiriéndose al reclamo del Municipio de Manatí a la póliza de seguro tras el huracán. “Y el alcalde tiene la esperanza de antes de abril 30 recibir el cheque. Dijo, ‘si yo recibo el cheque, al otro día empiezo con las mejoras que se tienen que hacer en el parque, porque la intención de ellos es jugar esta misma temporada. Es lo que ellos interesan. Pero todo va a depender del seguro”.

En el caso de Ponce, el presidente de la LBPRC dijo que visitó el Paquito Montaner para ver las condiciones en que se encuentra, y añadió que el grupo de inversionistas ponceños está comprometido, incluso con asumir la inversión para las mejoras del parque. No se ha lanzado una pelota en el Montaner desde la campaña 2013-2014, luego de la cual la franquicia de los Leones entró en dos años de receso, hasta que finalmente desapareció y fue traspasada a Aguadilla, cuyos Tiburones están en un limbo pues luego de jugar solo una campaña en 2016-2017, llevan dos de receso y Flores Galarza advirtió que no pueden volver a recesar esta próxima temporada, según el reglamento.

“El grupo está muy bien formado. Es un grupo de empresarios que le interesa y están dispuestos hasta de invertir en el parque. O sea, ser socios en la inversión de infraestructura que se tenga que hacer en el parque. Pero la inversión que tienen que hacer es grande”, agregó Flores Galarza, quien señaló que algunas de esas figuras han estado involucrados antes en el béisbol profesional con la extinta franquicia de los Leones, pero tras bastidores.

“La reunión con la alcaldesa (María “Mayita” Meléndez) no se ha dado porque primero queríamos hacer el diagnóstico. Primero si el grupo tiene la capacidad económica, y la situación del parque. En el caso de Ponce, es donde más cariño hay que darle al parque para que se ponga en condiciones”.


💬Ver 0 comentarios