Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Carlos Delgado (horizontal-x3)
Carlos Delgado sometió la querella ante la Policía de Puerto Rico. (GFR Media)

Una mujer toabajeña de 57 años que se desempeñaba como empleada doméstica en la residencia del expelotero de las Grandes Ligas, Carlos Delgado, fue acusada anoche de apropiarse de prendas pertenecientes al aguadillano y que tenían un valor de alrededor de $27,500.

Según un comunicado de la Comandancia de Bayamón, a la mujer, identificada como Marisol González Allende, se le radicaron anoche cargos por apropiación ilegal agravada y por escalamiento agravado. En ambos, la jueza Nidia Del C. Ríos le encontró causa probable, por lo que le fue fijada una fianza de $48,000, la cual pudo prestar mediante la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio (OSAJ), por lo que quedó en libertad hasta la vista preliminar, programada para el 19 de marzo.

Según el parte de prensa, el propio Delgado sometió la querella ante la Policía de Puerto Rico al darse cuenta en su residencia de Dorado que le faltaban varias piezas de joyería, algunas de las cuales fueron recuperadas en una casa de empeño de Bayamón.

Entre esas están un brazalete de oro con diamantes de $19,200; una sortija de oro de $4,300; un set de pantallas en oro con valor de $1,500 y otra sortija de oro valorada en $1,000.

Según informado, los hechos se registraron durante los meses de noviembre, diciembre y enero. El personal del CIC de Vega Baja consultó con la fiscal Liz M. López para radicar los cargos criminales.


💬Ver 0 comentarios