Yadier Molina (izq.) comenzó el desafío contra los Piratas de Pittsburgh en su acostumbrada posición de receptor. (AP / Gene J. Puskar) (horizontal-x3)
Yadier Molina (izq.) comenzó el desafío contra los Piratas de Pittsburgh en su acostumbrada posición de receptor. (AP / Gene J. Puskar)

Una inusual imagen se suscitó esta tarde en Pittsburgh cuando el receptor puertorriqueño Yadier Molina salió a defender la tercera base en la entrada 11 del partido entre los Cardenales de San Luis y los Piratas.

Molina comenzó en su usual posición detrás del plato, pero en el inicio de la parte baja del episodio 11 salió a la tercera, mientras que Matt Wieters se encargó de la receptoría. 

La movida se dio luego que Matt Carpenter fuera expulsado del partido en la parte alta de la 11, y Wieters era el único jugador de posición que quedaba en el banco. 

Ante ese panorama, el dirigente de San Luis, Mike Shildt, sin muchas opciones, optó por mover a Molina a la antesala. 

Los Cardenales retiraron los tres outs en la parte baja de la 11 sin necesidad de que Molina realizara una jugada defensiva, y se llevaron la victoria por 6-5. 

Molina es considerado uno de los mejores receptores de su generación, con nueve Guantes de Oro ganados en 16 temporadas. La única otra posición que el boricua había jugado defensivamente en el diamante era la primera base, con un total de 40 apariciones en su carrera.

El veterano pelotero, sin embargo, no tuvo una buena tarde en la ofensiva ante los Piratas al irse de 5-0.


💬Ver 0 comentarios