Acosta, campeón júnior mosca de la OMB, aprovecha al máximo los consejos que recibe del exmonarca mundial en preparación para su primera defensa titular ante el nicaragüense Carlos Buitrago

Caguas - Ángel “Tito” Acosta reconoce que siempre hay espacio para mejorar las técnicas dentro del cuadrilátero. Y si los consejos vienen de parte de uno de los boxeadores más laureados de la isla, pues mejor.

Durante una sesión de entrenamiento ayer para lo que será su primera defensa del cetro de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), versión de las 108 libras, Acosta contó con la presencia del múltiple campeón Miguel Cotto, quien le ofreció consejos sin reservas.

“Lo hemos hecho antes, pero ahora Miguel está más metido. Tiene el tiempo para atenderme y a los demás boxeadores. Me ha ayudado mucho”, indicó Acosta al concluir el trabajo del día.

El pasado diciembre, Cotto culminó su carrera como boxeador y, enseguida, adoptó la faceta de promotor. Ayer visitó el gimnasio que lleva el nombre de su padre Miguel Cotto Carrasquillo, en Caguas, para pasar un rato con uno de los principales púgiles que pertenecen a su empresa promotora.

“Esta semana me enseñó varias técnicas, cómo meter los golpes sólidos y bien puestos para lastimar al oponente. También me dice que use más la maña y empuje a los boxeadores. Me está enseñando mucho”, aseguró Acosta, quien el 16 de junio enfrentará al nicaragüense Carlos Buitrago (30-3-1, 17 nocauts) en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

Mientras observaba la técnica de Acosta (17-1, 17 KO) bajo la tutela del entrenador Juan de León, Cotto no resistió la tentación. Subió al ring, se amarró unos guantes y explicó al detalle cómo mejorar los golpes.

“Tito tiene que seguir trabajando fuerte y lo que quiera hacer, a donde quiera llegar y lo que quiere alcanzar en la vida llegará solo”, afirmó Cotto.


💬Ver 0 comentarios