El día de su pelea ante José Luis Ramírez, Camacho estuvo toda la mañana en la piscina del hotel en Las Vegas. (Archivo) (semisquare-x3)
El día de su pelea ante José Luis Ramírez, Camacho estuvo toda la mañana en la piscina del hotel en Las Vegas. (Archivo)

Sus tres campeonatos de Guantes Dorados en Nueva York como aficionado juvenil y sus campeonatos mundiales en las 130, 135 y 140 libras son hazañas más impresionantes cuando se toman en cuenta las aventuras alocadas en las que participaba Héctor "Macho" Camacho durante sus campos de entrenamiento o hasta el mismo día de la pelea.

Si se hubiera cuidado un poco, Camacho estaría peleando todavía”, aseveró su otrora asesor Ismael Leandry.

Camacho nunca escondió su gusto por la vida alegre y su excéntrica manera de vivir.

Leandry recordó cómo el día de su duelo con el mexicano y entonces campeón mundial José Luis Ramírez, Macho se la pasó correteando y haciéndole maldades a sus amigos en el área de la piscina del hotel Riviera en Las Vegas, Nevada.

Esa mañana del 10 de agosto de 1985, Camacho pasó un rato nadando, luego zambulléndose en el lado profundo de la alberca y subiendo por las escaleras hasta su habitación en el penthouse del hotel.

Esa misma noche, Camacho enfrentó a Ramírez, un zurdo pegador rudo que unos años antes noqueó en Puerto Rico al gran Edwin “Chapo” Rosario. Camacho ganó por amplia decisión unánime y se convirtió en campeón peso ligero del CMB.

“Camacho tenía una energía interminable. Nunca se cansaba”, dijo Leandry. “Así era él siempre”.

Pero Camacho no era invencible. Y su estilo de vida le pudo haber costado el triunfo más importante de su carrera.

El 12 de septiembre de 1992 en el Thomas & Mack Center de la Universidad de Nevada en Las Vegas, Camacho enfrentó al gran campeón mexicano Julio César Chávez.

El boricua y su equipo se acuartelaron por tres meses en Cleveland, ciudad natal del promotor de la pelea, Don King.

“Faltando como 10 días (para la pelea), nosotros viajamos de Cleveland a Las Vegas. Macho estaba en peso y bien entrenado. Cuando llegamos al aeropuerto, me percato que las reservaciones de vuelo que nos hizo Don King tenían a Macho viajando solo en primera clase y a nosotros bien atrás (en el avión). Eso me estuvo bien extraño”, recordó Leandry.

La preocupación de Leandry se multiplicó al ver la escena en primera clase.

“Camacho estaba rodeado por una gente de Don King”, sostuvo Leandry.

“Cuando aterrizamos en Las Vegas, me bajé del avión y vi a Camacho montarse en una limosina con el grupo de Don King y con dos amigas que lo estaban esperando en el aeropuerto”, relató el exasesor del Macho Man.

Se nos desapareció por tres días. Cuando finalmente aparece en el hotel, tenía 10 libras de sobrepeso siete días antes de la pelea. Ahí se nos fue esa pelea”, aseguró.

Camacho perdió ante Chávez vía decisión unánime.

Trágica muerte

Camacho peleó por última ocasión en el 2010, y terminó su carrera con récord de 79-6-3 y 38 triunfos por nocaut.

El 20 de noviembre de 2012  fue baleado mientras estaba sentado en un automóvil frente a un bar en Bayamón. Los disparos  iban dirigidos a su amigo que iba en la silla de conductor, pero Macho también fue herido. Estuvo hospitalizado en intensivo cuatro días, hasta que finalmente falleció  el 24 de noviembre.   

Tenía 50 años.

Cuatro años más tarde, fue exaltado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional. La investigación por su muerte sigue abierta.


💬Ver 0 comentarios