(horizontal-x3)
Christopher "Pitufo" Díaz tiene unas gemelas de tres meses: Marina y Valentina. Las niñas estuvieron presentes durante el entrenamiento de hoy. (GFR Media / Tonito Zayas)

Después de su primera derrota ante el boxeador japonés Masayuki Ito el pasado mes de julio, el puertorriqueño Christopher “Pitufo” Díaz hizo varios cambios para reencaminar su carrera.

Lo primero fue bajar a las 126 libras, peso en el que el sábado, 24 de noviembre se medirá ante el húngaro David Berna en la pelea estelar de la cartelera llamada “Sábado de Campeones en Casino Metro Boxing Nights”, en el hotel Sheraton, de San Juan.

Es una oportunidad que el barranquiteño esperaba tras no poder ganar el cetro mundial junior ligero (130 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que obtuvo Ito en la mencionada reyerta del 28 de julio en Kissimmee, Florida.

“Uno de los primeros cambios que hice fue bajar a 126 libras. Lo vimos el día de la pelea. Ito era mucho más grande que yo (el japonés tiene una estatura de 5’8 ½”, mientras Díaz mide 5’6”). Hicimos muchos ajustes en la defensa. Estaba muy de frente en la pelea. Enseñé mucho corazón, eso no se puede cambiar, pero el sábado van a Pitufo con mucho más boxeo, más pasivo y con más calma encima del cuadrilátero”, expresó el boxeador este lunes durante un entrenamiento público en el gimnasio Félix Pagán Pintor, de Guaynabo, de cara a su pelea del sábado.

Díaz, quien se casó hace cuatro días con Breengelee Torres, su compañera por los últimos dos años y medio y madre de sus gemelas Marina y Valentina, agregó que otra razón para bajar de peso es que en las 126 tiene más posibilidades de tener otra pelea titular tan pronto como el próximo año. 

Aunque aún es muy prematuro hablar de futuros rivales, a Díaz (23-1-0, 15 KO’s) le gustaría medirse con el mexicano Óscar Valdez, campeón peso pluma de la OMB. De hecho, entiende que sería una reyerta es bastante factible, pues ambos pertenecen a la compañía promotora Top Rank.

En cuanto a su pelea ante Berna (17-15-0, 16 KO's), está convencido de que saldrá airoso por la vía rápida.

“La derecha y el gancho míos son devastadores. Si llegan esos dos golpes al rostro del húngaro, pues creo que se acaba la pelea”, apostilló el atleta que estuvo acompañado de su esposa y sus gemelas.

Todo bien con Top Rank 

Díaz expuso que su relación con Top Rank no se ha visto afectada tras su derrota en verano. Al contrario, entiende que están satisfechos con él.

“De verdad que muy bien. Yo me he sorprendido. Estuvieron contentos el día de la pelea (con Ito) y tristes a la misma vez. Ellos querían que ganara, pero quedaron contentos con la demostración que di”, declaró el deportista, al recordar la pelea que perdió por decisión unánime de los jueces.


💬Ver 0 comentarios