Con el entrenador Freddie Roach, el boxeador se prepara para pelear el 17 de marzo contra Jessie Magdaleno.

Christopher “Pitufo” Díaz anda estos días con un entusiasmo contagioso.

Y no es para menos. En un viraje que nunca pensó que tomaría su carrera, el boxeador boricua comenzará a trabajar bajo la tutela del legendario entrenador Freddie Roach para su combate ante Jessie Magdaleno el próximo mes de marzo en Nueva York.

“(En este momento) Para mí no es una sorpresa. Pero cuando yo era aficionado y veía a Freddie con Pacquiao (el campeón welter de la Asociación Mundial de Boxeo, Manny Pacquiao) y con otros grandes campeones, nunca dije que iba a entrenar con él porque nunca pensé que iba a hacer una realidad. Pero se me dio la oportunidad de entrenar con él, lo que muchos otros boxeadores quisieran”, apuntó Díaz, quien hace campaña en las 126 libras.

Para Díaz, su entusiasmo radica en que ha visto la mejoría de todos los púgiles que se preparan con el renombrado entrenador.

Voy a estar con un entrenador veterano. Él ha estado en peleas grandes. Con Pacquiao, si no me equivoco, hizo más de 25 defensas sin perder. Con Amir Khan igual. Él cogió a Amir Khan con una derrota y lo hizo campeón en dos divisiones. Lo mismo con Machado (el puertorriqueño Alberto ‘El Explosivo’ Machado), que se ha visto una mejoría. Acosta (el boricua Ángel ‘Tito’ Acosta) también ha visto una mejoría, y eso mismo es lo que yo quiero: seguir despertando mi instinto de pelea y seguir añadiéndole cosas a mi arsenal y a mis destrezas”, apuntó Díaz en una visita a la redacción de El Nuevo Día.

“Me siento motivado. Freddie es una gran figura del boxeo”, agregó.

Díaz partirá para el gimnasio que Roach mantiene en Los Ángeles, California, el Wild Card Boxing Club, el próximo 21 de enero. Allí estará hasta el 11 de marzo, cuando viaja hacia Nueva York para su combate ante Magdaleno.

Intercambio con Roach

Díaz compartió que Roach le hizo saber su interés por entrenarlo durante una conversación después de su pelea ante el dominicano Braulio Rodríguez en Nueva York, el pasado mes de marzo.

En ese momento, Díaz se le acercó al entrenador estadounidense para felicitarlo por su trabajo con José Carlos Ramírez, y Roach le dijo que le gustaría entrenarlo. Posteriormente, los manejadores de Díaz, la compañía JRO Events, contactaron a Roach, y de ahí se formalizó la relación profesional.

Díaz es el cuarto boricua que entrena bajo el mandato de Roach. Los primeros tres fueron el múltiple campeón mundial y ahora retirado Miguel Cotto; el campeón superpluma de la AMB, Alberto “El Explosivo” Machado; y el campeón mundial minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Ángel “Tito” Acosta.

Al hablar de su relación con su ahora exentrenador Raúl “Chino” Rivas, Díaz expuso que quedaron en buenos términos, aunque reconoció que Rivas quería retenerlo. “Nuestra relación está perfecta. Aprendí mucho de él y lo respeto mucho. Me dijo que cuando quisiera volver, tenía las puertas abiertas”, aseguró.

“Ahora quiero seguir aprendiendo. Freddie Roach me dejó las puertas abiertas en Wild Card, así que vamos para allá con ganas de seguir aprendiendo”, añadió el atleta, que tiene foja de 24 victorias, 16 de ellas por nocaut, y una derrota ante el japonés Masayuki Ito por el cinturón junior ligero de la OMB en julio.

Duelo trascendental

El cambio de entrenador no se pudo dar en mejor momento, pues de ganar el duelo ante Magdaleno el próximo 17 de marzo en el Teatro Hulu del Madison Square Garden, volvería a tener la oportunidad de pelear por un título mundial, posiblemente ante el mexicano Óscar Valdez por la faja de peso pluma de la OMB.

Díaz está clasificado número cinco en la OMB, mientras que Magdaleno (25-1, 18 KO) ocupa la tercera posición entre los peleadores de las 126 libras. “Veo esta pelea como una más importante que por la de título mundial. Si no gano, me quedo. Tengo que ganar esta pelea”, apuntó Díaz, que apuesta a que saldrá airoso por la vía del nocaut.

Él (Magdaleno) tiene un talento grande. Fue campeón mundial (supergallo de la OMB). Le ganó a Nonito Donaire; en su última pelea (ante Isaac Dogboe) perdió por nocaut. No me confío por eso, cualquier peleador puede perder una pelea. Ahora, tal vez, viene mejor, pero yo estoy preparado para lo que él traiga. Tengo la fuerza, creo que soy más bravo y tengo todo para ganar esa pelea”, subrayó el peleador, que también festeja que por primera vez será semiestelar en una cartelera que se celebra en el Madison Square Garden.


💬Ver 0 comentarios