(semisquare-x3)
Félix Verdejo acorrala a su rival entre las cuerdas. (David Villafañe)

Guaynabo – Un par de apretadas victorias y luego un revés, el primero de su carrera, en marzo ante Antonio Lozada hicieron que se prendiera la luz de alerta entre la fanaticada y en la empresa promotora Top Rank sobre el futuro de la prometedora carrera de Félix “El Diamante” Verdejo.

El mismo Verdejo reconoció que en un momento dado perdió parte del enfoque necesario para continuar siendo exitoso e indicó que su combate del pasado sábado ante el mexicano Yardley Armenta marcaría el renacer de su carrera y que brillaría con una victoria contundente.

Y vaya que fue impresionante.

A los 14 segundos de haber iniciado el segundo asalto cazó a Armenta con un perfecto gancho de izquierda al mentón que envió al mexicano de espaldas a la lona desde donde escuchó el conteo de 10 segundos del árbitro Ramón Peña a pesar de que intentó en varias ocasiones levantarse. El tiempo oficial de la victoria por nocaut fue a los 24 segundos del segundo acto.

“De las derrotas uno se pone más serio. Aprende uno de las derrotas”, dijo.

Probablemente por eso fue que no le dio ningún tipo de oportunidad a Armenta de establecer un ritmo de pelea ya que lo fue a atacar desde que se dio el campanazo inicial.

“Entré un poco ansioso. Quería tirarlo todo en el primer round y me acordé de que eran 10 (asaltos). Me calmé un poco en el segundo round y llegó la mano”, comentó Verdejo. “En el segundo round me calmé, entré en mi (ritmo de) pelea y gracias a Dios pude acabar el combate con una izquierda. Esa fue la que usé, la mano biónica como le digo. La pelea la acabé con esa mano”.

Verdejo reconoció que con su contundente victoria puede acallar varias voces que lo criticaron por sus pasadas actuaciones.

“En parte sí. Pero quiero seguir, conmigo mismo, demostrándome a mi mismo, que puedo dar más que eso y que puedo llegar lejos para Puerto Rico”, indicó el púgil que colocó su récord en 24-1 con 16 KO’s.

“(Hay un nuevo Verdejo) Lo sentí en mi cuerpo. Le doy las gracias a Dios, a Evangelista (Cotto) y (Ángel) Memo Heredia que me ayudaron en la preparación física y Memo en las guanteletas me ayudaba y me explicaba como tirar golpes y como moverme, usar las piernas. Eso lo pude realizar en la noche de hoy (sábado)”, agregó.

Mientras que Ricky Márquez, su manejador y entrenador principal, destacó que el trabajo que Verdejo desplegó en el ring del “Quijote” Morales se debió a la preparación física, técnica y táctica que realizó en el campamento para este combate.

“Ayudó mucho la explosividad que tenía que permite que el golpe entre sin que al rival le de tiempo para esquivarlo, para reaccionar. Eso de la potencia es parte del trabajo físico que se trabajó”, explicó Márquez.

Asimismo indicó que este tipo de victoria tendrá cierto efecto en el recuperar su confianza.

“En parte si y en parte no. En parte si porque dar un nocaut es lo que uno quiere, acabar por nocaut la pelea. En parte no porque quiero más rounds para tener más fogueo. Venga un oponente fuerte o regular, como uno dice, tener la capacidad física para uno seguir desarrollando ese tren de pelea”, comentó Verdejo. “Quiero seguir trabajando. Tengo la motivación, tengo el hambre de seguir alcanzando metas”.

Entretanto, Márquez destacó que la relación con Top Rank y su protegido sigue sólida, aunque reconoció que luego del revés ante Lozada hubo molestia de parte de la empresa promotora.

“La relación se ha mantenido cordial en todo momento. El hecho de que Félix haya sufrido su primera derrota, sí, tal vez hubo una molestia de Bob (Arum) en un momento dado, pero la relación se ha mantenido cordial y muy buena”, explicó el entrenador. “Es posible que ya tenga algunos mensajes de Carl Moretti (vicepresidente de Top Rank para dejarle saber qué rivales tendrían en consideración para Verdejo)”.

Cuando se le preguntó sobre su próxima pelea y si querían sacarse la espina que manchó el récord de Verdejo, Márquez contestó en la afirmativa, pero no dijo que esa sería la próxima en calendario para el boxeador de Las Gladiolas.

“Sí, hay muchas posibilidades”, respondió el técnico, quien agregó que aunque es deseada la revancha no es que sea algo de inmediatez. “Cuando sea. Félix está loco por pelear con él. No es que sea una meta el buscar una revancha antes que nada. Vamos a seguirlo trabajando, seguirlo desarrollando y pelear, sea con él (con Lozada) o con el campeón. No podemos depender de Lozada”.

“El que quiera pelear. Estoy ready para cualquiera. Quiero enfrentarme a los mejores”, agregó por su parte Verdejo.

Revive las incidencias


💬Ver 0 comentarios