Ismael Salas monitorea una sesión de entrenamiento de Félix Verdejo en su gimnasio en Las Vegas, bautizado como el Salas Boxing Academy. (Suministrada / Top Rank)

Dos semanas han pasado desde que Félix Verdejo tomó un avión con rumbo a Las Vegas para entrenar con Ismael Salas de cara a su próxima pelea el 18 de enero de 2020 en Nueva York.

Fue una decisión compleja, pero el atleta de 26 años se siente contento con esta movida y muy motivado.

“Estoy sufriendo con el clima y extrañando a Puerto Rico, pero me encuentro muy bien y estoy bien contento con lo que estoy haciendo. Hace tiempo que no sentía esta motivación. Estamos dejándolo todo para retomar lo que perdimos. Volví a ser yo”, declaró Verdejo en una entrevista telefónica con El Nuevo Día.

El deportista, cuya foja es de 25 victorias, 16 de ellas por nocaut, y una derrota, reconoció que hacer este campamento fuera del país le ha beneficiado. “Creo que era lo que me hacía falta. Gente nueva que aporta a mi carrera. Estoy entusiasmado. Además, saber que tengo que hacer lo mejor por mi hija, también me motiva”, insistió el púgil, quien bromeó con el asunto de su inglés.

“No te creas, yo mastico alguito (de inglés). Yo les tiró un revolú. A veces me entienden y en otras tengo que pasar un rato para que me entiendan”, expresó riendo.

Buena química

El boxeador reiteró que la química con Salas, a quien escogió como su entrenador tras separarse de Ricky Márquez en medio de una disputa legal, es excelente. Asimismo, compartió que el veterano técnico, dueño del Salas Boxing Academy, se ha enfocado en hacerle correcciones biomecánicas. Esto era algo que el entrenador había adelantado que haría.

Él (Salas) dice que tengo los pies divorciados del cuerpo y la cintura de las manos, que es lo que se crea cuando hay una lesión y el cuerpo mismo lleva otro ritmo a consecuencias de esos traumas. Por eso está enfatizando en que arregle mis movimientos. También está ayudándome con la puntería, que es lo esencial”, explicó Verdejo, quien agregó que siente más potencia en sus golpes.

Al hablar de su próximo compromiso, argumentó que todavía no sabe a quién se medirá. Eso sí, ya le aseguraron que sería el 18 de enero como parte de la cartelera protagonizada por el colombiano Eleider Álvarez y el estadounidense Michael Seals en las 175 libras.

“Yo entiendo que en las próximas semanas me van a decir contra quién pelearé. Estoy loco por cocotear”.


💬Ver 0 comentarios