(semisquare-x3)
El atleta demostró su fuerza durante una sesión pública de entrenamiento en el Club Diamante, en Trujillo Alto. (Suministrada)

La posibilidad de enfrentar en un futuro bastante cercano a uno de los boxeadores más calientes de la actualidad, el ucraniano Vasiliy Lomacheko, mantiene al boricua Félix “El Diamante” Verdejo enfocado en su próximo combate ante el costarricense Bryan Vásquez.

Verdejo (24-1, 16 KO’s) enfrentará a Vásquez (37-3, 20 KO’s) el 20 de abril en el Madison Square Garden, de Nueva York como parte de la cartelera que protagonizarán el estadounidense Terence “Bud” Crawford, quien defenderá su cinturón wélter (147 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y su invicto, y el británico Amir “King” Khan. La pelea del boricua y el tico será por el título Gold ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Esta es la meta que hemos platicado mucho porque él anhela esas peleas. Uno se tiene que fijar un objetivo más allá. Estamos dándole esa oportunidad a Félix de que demuestre que es un boxeador élite”, apuntó el preparador físico Ángel “Memo” Heredia, quien junto al tío del ex campeón mundial Miguel Cotto, Evangelista Cotto, se han unido a la esquina del peleador puertorriqueño.

Heredia llegó a Puerto Rico hace unas seis semanas para integrarse al acuartelamiento del boricua.

“Félix peleó con él en los Juegos Olímpicos (Londres 2012), y a él (a Verdejo) no se le hizo difícil su pegada, y Bob Arum (el promotor de Top Rank) ha dicho que quiere hacer esa pelea para el 2020 y Lomachenko también quiere con él. Yo creo que eso sería una pelea muy lucrativa”, añadió Heredia, quien entiende que una victoria sobre Vásquez provocará que los fanáticos le “retomen el cariño” a Verdejo.

Lomachenko que se prepare porque con él vamos con una preparación más fuerte y donde va a llegar mucho más fuerte”, puntualizó el técnico al hablar de esa posibilidad que podría darse el próximo año.

Por su parte, Verdejo aceptó que quería esa pelea desde hace tiempo. “Seguro que sí. Sería la revancha, ya que él fue el que se encargó de mi derrota en las Olimpiadas. Para mí sería un honor pelear (contra él) como profesional. Quitarnos esa riña que tenemos”, declaró el deportista, quien en un momento pensó que esa revancha no se daría.   

En busca de explosividad

Al hablar del contrincante de Verdejo, el mexicano estipuló que es “un rival fuerte” que gusta de ir de frente. Apuntó que, en ese sentido, trabajó con “El Diamante” la explosividad, de manera que pueda salir airoso de esta importante prueba en Nueva York.

“Se trabajó muy fuerte la explosividad, la reacción. Fue un programa más directo comparado con el pasado, cuando se hizo un poquito de base aeróbica. En esta etapa, se montó un programa más directo en base a la explosividad y en la reacción sin descuidar el fondo”, expresó Heredia.

De hecho, el atleta de 25 años demostró hoy esa fuerza durante una sesión pública de entrenamiento en el Club Diamante, en Trujillo Alto. Ante la mirada de varios medios de comunicación y del propio Heredia, Verdejo se proyectó recio y con rapidez en sus guanteos. Asimismo, demostró mucha confianza y un físico en óptimas condiciones.

Al hacerle constar al boxeador esta diferencia, apuntó que era cierto. “Noto la diferencia en el físico y en el trabajo que uno realiza a diario. Me siento muy bien de salud y en excelente condición (física)”.


💬Ver 0 comentarios