Iván Calderón se retiró en el 2012  y el año pasado tuvo su primera oportunidad para ser exaltado. (semisquare-x3)
Iván Calderón se retiró en el 2012 y el año pasado tuvo su primera oportunidad para ser exaltado. (Juan Luis Martínez Pérez)

Aunque no niega que se siente emocionado ante la posibilidad de ser exaltado al Salón Internacional de la Fama del Boxeo este año, el ex bicampeón mundial puertorriqueño Iván Calderón trata de no darle mucho pensamiento a este asunto.

No me quiero emocionar como la otra vez”, confesó Calderón en reciente entrevista con El Nuevo Día para conversar sobre las probabilidades de que ingrese a las Clase del 2019 del Salón de la Fama.

Los nuevos inmortales serán anunciados este miércoles a las 2:00 de la tarde, hora de Puerto Rico. El ahora entrenador y comentarista de boxeo de 43 años sabe que su nombre figura en la boleta de votación por segunda ocasión y que su candidatura parece tener buenas posibilidades de pasar el proceso de escrutinio.

Calderón debutó en la hoja de votación el año pasado en la categoría moderna junto al ucraniano Vitali Klitschko (45-2, 41 KO), el mexicano Erik Morales (52-9, 36 KO), el estadounidense Ronald “Winky” Wright (56-6-1, 25 KO) y el británico Ricky Hatton (45-3, 32 KO). Finalmente fueron elegidos Klitschko, Morales y Wright.

La clase de 2019 será exaltada el próximo 9 de junio. Los ganadores son elegidos por los miembros de la Asociación de Cronistas de Boxeo de América (BWAA, por sus siglas en inglés), junto a votantes de Japón, Inglaterra, Canadá, Australia, Alemania, México, Puerto Rico y los Estados Unidos.

Lágrimas de alegría

El exboxeador reconoció que se siente “bien orgulloso” de estar nuevamente en la lista de aspirantes al mítico salón, ubicado en el pueblo de Canastota, en Nueva York. Recordó que el pasado año, “hasta se le salieron las lágrimas” cuando supo que sería considerado justo cuando se cumplían cinco años de su retiro.

“Para mí es un placer simplemente estar en la lista”, expresó.

Asimismo, expuso que en un principio no creyó que fuera posible entrar al Salón de la Fama “porque muy pocas veces entran pesos pequeños”. Sin embargo, cuando se retiró y repasó su carrera, cambió de parecer.

Cuando en mi retiro vi cómo me fue en mi carrera, dije: ‘¿Quién sabe si en algún momento puedo estar en la lista?’ Ya yo había entrado al Salón de la Fama de Puerto Rico, y eso me daba otro poder para ser elegido -en un momento dado- al Salón de la Fama de Canastota”, expuso el también comentarista para la cadena de televisión beIN Sports y para DirecTV, al recordar que en 2016 fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño.

Calderón (35-3-1, 6 KO) conquistó su primer cinturón en 2003, cuando derrotó al nicaragüense Eduardo Ray Márquez para conquistar el cetro de las 105 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Defendió este título en 11 ocasiones.

En 2007 decidió subir de división, y ganó la faja minimosca (108 libras) de la OMB tras vencer al mexicano Hugo Cázares. De este título hizo seis defensas.

Su última pelea fue ante el mexicano Moisés Fuentes el 6 de octubre de 2012, contra quien cayó derrotado por nocaut técnico.

“Si no, pues a esperar”

Calderón dijo que esperará pacientemente por su momento, pues sabe que la espera puede ser larga.

Si este año (me eligen), pues que para bien sea. Le doy gracias a Dios. Si no, pues a esperar como mis otros compañeros, Wilfredo Vázquez y Samuel Serrano que llevan varios años saliendo en la lista”, dijo.

De lograr ser exaltado, Calderón sería el undécimo boricua en el Salón de la Fama del Boxeo, junto a Félix “Tito” Trinidad, Sixto Escobar, Carlos Ortiz, José “Chegüí” Torres, Pedro Montañez, Wilfredo Gómez, Wilfred “El Radar” Benítez, Edwin “Chapo” Rosario, Herbert “Cocoa Kid” Hardwick y el árbitro Joe Cortez.


💬Ver 0 comentarios