Jeyvier Cintrón lanza un golpe de derecha en la poca acción que tuvo el combate ante el japonés Koki Eto. (horizontal-x3)
Jeyvier Cintrón lanza un golpe de derecha en la poca acción que tuvo el combate ante el japonés Koki Eto. (Carla Martínez/Especial para El Nuevo Día)

KISSIMMEE - Un cabezazo que el japonés Koki Eto propinó al boricua Jeyvier Cintrón fue suficiente para que el encuentro entre los dos púgiles quedara cancelado la noche del sábado en un encuentro boxístico en el Osceola Heritage Park en esta ciudad.

El peso supermosca puertorriqueño se sobrepuso así al fallo inicial de los oficiales, luego de que decretaran un revés por nocaut técnico ante Eto.

Pero una protesta de Cintrón, alegando un cabezazo por parte del japonés, prosperó y el pleito fue declarado 'no contest'. Así Cintrón preservó su invicto.

Tras una revisión del vídeo en cámara lenta, se revirtió el resultado inicial. El título regional que estaba en juego, el Internacional de las 115 libras, versión de la OMB, quedó vacante. El anuncio provocó un grito de euforia entre el público integrado mayoritariamente por puertorriqueños.

Antes de la decisión oficial, el bayamonés recibió un golpe que lo dejó desplazándose de manera desbalanceada. Esto hizo que el árbitro agitara sus manos en señal de que la pelea no podía continuar, y así se decretó inicialmente un nocaut técnico del japonés a los 2:37 del primer round.

La pelea era una eliminatoria con miras a retar más adelante al campeón mundial de la división.

El pleito inició con Cintrón (10-0, 5 KO) moviéndose y conectando bien sus combinaciones a Eto (24-4-1, 19KO), quien lo buscaba hasta que logró llegar con una derecha a la mandíbula del boricua, enviándolo a la lona.

Cintrón se puso de pie de inmediato, y aunque fuera de balance, protestó por el cabezazo.

Mientras, el aguadillano Henry “Moncho” Lebrón venció al mexicano Luis Ruiz Lizarraga cuando, en medio del primer encuentro y ante los intensos golpes del boricua, la esquina del contrincante pidió detener la pelea cuando habían transcurrido dos minutos y 43 segundos del primer round, de una pelea pautada originalmente a seis.

Así, Lebrón ganó por nocaut técnico manteniendo su invicto (9-0, 7 KO) en la categoría del peso pluma.

Más temprano, el boricua Edgar Berlanga se enfrentó a Gyorgy Varju, de Hungría, en un encuentro que solamente duró 43 segundos. En un muy intenso y brevísimo combate, Berlanga tiró al suelo a Barju venciendo por nocaut.

La misma intensidad pareció mantenerse en la pelea entre el puertorriqueño Marcos Díaz y Edgard Figueroa, natural de Palm Beach, cuando el primero noqueó al segundo cuando el reloj apenas marcó los primeros 50 segundos del primer round.

En otro encuentro, el también boricua Juan Carlos “Chapito” Rivera perdió contra el californiano Adam López. Durante los primeros rounds, Rivera pareció dominar la pelea hasta que en el sexto giro, el californiano reforzó su ofensiva al punto de que el árbitro consideró detener la pelea.

El séptimo encuentro apenas duró17 segundos cuando “Chapito” fue derrotado perdiendo el título regional junior pluma de la Federación de Boxeo Norteamericano (NABF).



💬Ver 0 comentarios