Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Santos debutó como réferi profesional el 20 de octubre de 2012, en la pelea entre Pedro Vicente y Juan Manuel Pillot en Caguas. Desde entonces ha trabajado cerca de 100 combates. (Archivo/ GFR Media)

El boxeo es un deporte rudo, desorganizado y con una cultura machista arraigada a sus raíces.

Sin embargo, hay múltiples casos en Puerto Rico y en el exterior de mujeres que, contra viento y marea, han logrado abrirse camino en el deporte de las narices chatas, a menudo dando cátedra de profesionalismo y ética de trabajo.

Desde boxeadoras como las hermanas Cindy y Amanda Serrano y la legendaria excampeona Christy Martin, hasta la promotora estadounidense Kathy Duva y la veterana comisionada puertorriqueña Dommys Lourdes Delgado Berty, el mal llamado “sexo débil” ha mostrado su fortaleza dentro y fuera del ‘ring’.

Hoy día, en la Isla, un puñado de mujeres demuestran que en el boxeo el éxito se alcanza sin importar del género.

A continuación, cinco mujeres que se destacan en sus respectivos campos dentro del pugilismo aficionado y profesional.

Wildalys Figueras: una bloguera con ‘lipstick’

“Yo soy seguidora del boxeo desde que tenía nueve años de edad”, relató Wildalys Figueras Nieves, mantenedora de la página de Facebook ‘Boxeo con Lipstick’.  

“En mi casa no se perdían una pelea. Quería ser boxeadora pero no me lo permitieron. Mi mamá, aunque es muy fanática del deporte, me dijo que no”.

Wildalys no abandonó su pasión por el pugilismo.  “Siempre me mantuve al tanto de lo que sucedía. Me pasaba debatiendo en las páginas de boxeo en Facebook y eso. Mucha gente me comentaba que hiciera una página para ver el boxeo desde un punto de vista diferente. Y hace un año nació Boxeo con Lipstick”, explicó Wildalys, quien labora en una compañía de seguros. “No me considero periodista, porque no lo soy.  Lo que hago es muy distinto. No hago entrevistas y me gusta seguir más a los peleadores que van subiendo, los desconocidos y los locales”.

Aracelis Ocasio: madre, jueza y árbitro

Aracelis Ocasio ha llevado muchos sombreros en el boxeo. Fue esposa del expúgil José ‘Perrito’  Cintrón, es madre del dos veces olímpico Jeyvier Jesús Cintrón Ocasio, quien recientemente firmó con Top Rank, y es juez y árbitro aficionado.

Sin lugar a dudas, lleva el boxeo en la sangre.

Aracelis debutó como oficial de boxeo aficionado en 2005 y llegó a trabajar a nivel internacional, oficializando combates en las prestigiosas Copa Romana y Copa Independencia, ambas en República Dominicana.

“Todo sobre ser juez y árbitro de boxeo me gusta: el ejercicio, aplicar las reglas, guiar la pelea, observar la pelea y decidir quién gana el asalto. Y el árbitro es el que corrige y disciplina al boxeador cuando comete una falta”, dijo Ocasio, cuyo hijo menor, Jeyvison, recién comenzó en el boxeo aficionado. 

Nitza Arroyo de Siaca: ‘Manager’ de campeones

Nitza lleva casi medio siglo de la mano de su esposo, el reconocido entrenador Manuel Alejandro Siaca.

Por ende, lleva casi el mismo tiempo involucrada en el boxeo, al punto que en los años ochenta se licenció como manejadora de boxeadores, puesto que ocupó con tres campeones mundiales: Juan Nazario, Wilfredo Vázquez y con su hijo, Manny Siaca.

“Lo más que me impactó fue cuando fuimos a Corea (en 1987), Wilfredo, Manny y yo, solitos a pelear (con el campeón gallo de la AMB, Chan Young Park)”, relató Nitza, quien asistió a su marido en la esquina de Vázquez. “En Corea no dejaban que las mujeres subieran al ring. Yo me subía  entre los asaltos y venía un coreano y me trataba de bajar. Pero yo volvía y me subía en el próximo asalto”.

Con Nitza y Manny en su esquina, Vázquez noqueó a Park en 10 asaltos y se coronó campeón mundial.

Idalia Parra: Cómoda en la silla caliente

Muchas personas no tolerarían el nivel de presión pública y críticas continuas que hoy día son gajes del oficio para los jueces de boxeo profesional.

Sin embargo, a Idalia Parra no le incómoda mucho ese aspecto.

Parra, esposa del retirado inspector de la Policía y veterano juez de boxeo profesional, Nelson Vázquez, estuvo muchos años observando y estudiando en silencio el rudo deporte. Entonces, tras retirarse de su empleo regular, decidió intentar el menester en el que su esposo ha estado involucrado por décadas. Comenzó en 2013 como juez de boxeo profesional.

“Yo no siento mucha presión como juez de boxeo. Estoy allí para evaluar a unas personas en una competencia deportiva”, dijo Idalia.

“La pelea más importante para mí fue la primera que trabajé, porque era mi debut. En esa tuve un poquito de nervios”.

Melva Santos: La herencia del abuelo

“Yo fui fanática del boxeo junto con mi abuelo. Él fue que me metió en esto”, dijo recientemente Melva Santos, la primera árbitro de boxeo profesional de Puerto Rico.

“En el 2007 entré al boxeo aficionado por consejo de ‘Papo’ Torres, el entrenador del gimnasio de Dorado y di el ‘crossover’ en 2012”, recordó Santos. “Entré de casualidad (al profesionalismo) porque en la comisión de boxeo estaban buscando oficiales y cuando le dije a Dommys (Delgado) que yo quería ser árbitro, ella me ayudó porque siempre había querido que hubiera una mujer árbitro”.

Santos debutó como réferi profesional el 20 de octubre de 2012, en la pelea entre Pedro Vicente y Juan Manuel Pillot en Caguas. Desde entonces ha trabajado cerca de 100 combates.


💬Ver 0 comentarios