Christopher Díaz peleará el 28 de julio en Florida por el título vacante junior ligero de la OMB ante el japonés Masayuki Ito. (GFR Media) (semisquare-x3)
Christopher Díaz peleará el 28 de julio en Florida por el título vacante junior ligero de la OMB ante el japonés Masayuki Ito. (GFR Media)

El contendor al título mundial junior ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) e invicto peleador boricua Christopher “Pitufo” Díaz reafirmó hoy que tomó la mejor decisión al cambiar de esquina hace un año. 

Aseguró, además, que si el objetivo de su exmanejador y entrenador Ricky Márquez al entablarle una demanda el miércoles fue de distraerlo, no lo logró.

“Yo estoy enfocado en mi pelea, nada de distracciones ni nada. Si eso es lo que él quiso tratar de hacer, no sé si ese fue el objetivo, pero no lo logró. Yo estoy enfocado en mi pelea”, dijo el púgil barranquiteño con récord de 23-0 y 15 nocauts que el 28 de julio en Kissimmee, Florida, enfrentará al japonés Masayuki Ito, quien posee foja de 23-1-1 con 12 nocauts.

“Soy una persona profesional, que tengo mi familia y tengo que darle comida. No sé la razón de hacerlo (la demanda). Solamente, tengo que seguir mi carrera. Peleo el 28 de julio y le prometo que voy a ganar el título mundial”, agregó Díaz durante la conferencia de prensa para ofrecer detalles de la recién anunciada pelea por el título de las 130 libras de la OMB.

Márquez, entrenador y manejador también de Félix Verdejo, demandó a Díaz por incumplimiento de contrato, y en el recurso legal exige una compensación de $80,000.

Díaz se marchó en 2017 a Nueva Jersey, donde se estableció para continuar entrenando bajo la tutela ahora de Raúl “Chino” Rivas. Desde entonces, ha combatido dos veces desde que cambió de esquina y consiguió posicionarse hasta lograr una pelea de título mundial, la que tendrá el 28 de julio ante Ito.

“¿Sabes qué? La vida se trata de decisiones. Hace como una semana estaba reunido con una persona de muchos millones y me dijo: ‘Yo no tuviera esto si no hubiera tomado las decisiones correctas en mi vida’. Las decisiones vienen acompañadas de buenos actos. Y yo tomé una decisión”, señaló Díaz cuando se le preguntó si se reafirma en que fue su mejor decisión cambiar de entrenador y manejador.

“Primero me dijeron que me equivoqué. Después vieron una mejoría cuando estaba con Chino entrenando; estamos haciendo un buen trabajo y el 28 de julio lo van a ver”, indicó.

Díaz fue enfático que no estaría en el lugar que se encuentra ahora, de haber permanecido todo igual como hasta hace un año.

“Definitivo. Creo que de la mano de Ricky Márquez nunca hubiera sido campeón mundial”, mencionó. Ahora con nueva esquina, Díaz siente que está en el camino correcto para lograrlo.


💬Ver 0 comentarios