El boxeador, natural de Guayanilla, aún no tiene un título mundial, pero ya es una celebridad en su pueblo natal

Guayanilla – Sin un título mundial de boxeo, Carlos “Purin” Caraballo ya es una celebridad en su pueblo natal de Guayanilla.

Cada vez que sube al ensogado, hay una expectativa mayor en este municipio y si triunfa lo reciben en caravana, haciendo recordar lo vivido por el otrora campeón mundial, Félix “Tito” Trinidad, cuyos primeros triunfos fueron celebrados por todo lo alto por los residentes de Cupey Alto, lugar donde se crió y se desarrolló.

Salvando las distancias, en Guayanilla, sucede algo parecido con el prospecto Caraballo, quien cuenta con una base de seguidores que no se pierde ninguna de sus peleas y que hasta lo recibieron con una caravana luego de una de sus últimas peleas.

Estas muestras de cariño, según Caraballo, lo impulsan a querer ser el mejor en la división peso gallo. De hecho, el púgil de 24 años y quien posee récord de 11-0, todas las victorias por nocaut, reconoció que representar a su pueblo le produce mucho orgullo.

“Este pueblo me respalda desde el principio de mi carrera. La gente me brinda su apoyo, y me sigue a todas las peleas que hago en Puerto Rico. Siempre van conmigo y siempre siento el apoyo de todo Guayanilla”, expresó Caraballo en una entrevista con El Nuevo Día a días de su próximo combate ante el dominicano Esteban Aquino en el club Avalon Hollywood, de California, el 13 de junio.

Durante la entrevista, que se realizó —precisamente— en su pueblo, El Nuevo Día fue testigo del arraigo del púgil entre sus compueblanos, los que se detenían a saludarlo y a desearle suerte para su próximo combate. “Él es un muchacho humilde y nunca niega de donde es. Lo queremos para campeón”, expresó Luis Torres Feliciano antes de acercarse al gladiador para estrecharle la mano.

“Un par de técnicas de boxeo es lo que te voy a dar, para que no te pongan los ojos así”, ripostó sonriendo Caraballo mientras le señalaba un ojo morado que exhibía Torres Feliciano, producto de una caída, según dijo.

Inmortalizado en un mural

El encuentro entre Torres Feliciano y el invicto boxeador se dio frente al negocio “Tolón Tolón”, ubicado en el barrio Sitios del sector Playita, lugar por donde Caraballo correteó durante su infancia.

En la pared frontal del local hay un mural con la imagen a color de “Purin” que lo muestra en posición de guardia con los guantes puestos.

S estampa fue una creación del colectivo “Hermandad Cultural Guayanillense”, un grupo que se dedica a compartir información relevante de la Tierra de Agüeybaná y que organizó un operativo para embellecer las paredes de esa ciudad con murales. “Ellos se acercaron a mí cuando me preparaba para mi pelea ante Jesús Martínez en Las Vegas. Me pidieron permiso para hacer el mural y yo les dije que sí”, contó.

“Eso (el mural) me sirve de motivación e inspiración. Estoy bien agradecido de mi gente por ese gesto. Cuando lo veo pienso que tengo uncompromiso con mi pueblo. Me encantó y ayuda a seguir echando pa’ lante en mi carrera hasta ser campeón mundial”, agregó Caraballo al aceptar que le sorprendió esa iniciativa.

Preparado para su combate

Caraballo, a su vez, se mostró muy entusiasmado con su próxima pelea del 13 de junio en las 118 libras. El combate podrá ser visto por la aplicación DAZN a partir de las 9:00 p.m. “Me siento preparado física y mentalmente. Estoy cerquita del peso para dar otra batalla y traer más gloria a Puerto Rico y en especial a mi pueblo”, expresó Caraballo, manejado por el excampeón Miguel Cotto.

Al momento de la entrevista, Caraballo entendía que su rival de turno era el mexicano Danny Flores. Sin embargo, el contrincante cambió y ahora será el dominicano Esteban Aquino (12-6, 7 KO’s). Caraballo, de todas maneras, está preparado para ganar.

“Si me mencionan un rival, yo lo busco y lo veo. Los entrenadores también lo ven para ver su estilo. Y si a última hora me lo cambian, hacemos los ajustes en el gimnasio o en la misma pelea. Pero en los guanteos buscamos diferentes estilos para estar preparados para todos los estilos. Eso se tiene en cuenta siempre”, acotó.

El boxeador tiene planes de conquistar algún título para finales de este año en las 118 libras. “Quiero buscar un título en ese peso, pues lo hago cómodo. Todavía no estoy entre los primeros 15 en las clasificaciones mundiales (de los organismos de boxeo), pero vamos a ir trabajando para lograr eso. Quisiera terminar este año con un título, ya sea juvenil o regional. Entiendo que es posible, estamos trabajando en eso”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios