Escobar es reconocido con una faja de campeón. El boricua ganó su primera corona en 1934 en Montreal, Canadá. (Archivo) (semisquare-x3)
Escobar es reconocido con una faja de campeón. El boricua ganó su primera corona en 1934 en Montreal, Canadá. (Archivo)

En 1934, Sixto Escobar tuvo dos peleas en Hoyolke, Massachussetts, que le allanaron el camino al campeonato mundial. Fue allí donde, el 7 de mayo, en el Valley Arena, noqueó en siete asaltos a Bobby Leitham.

 Dos semanas después, en la misma sede, venció por decisión unánime a Joey Archibald, quien luego sería campeón mundial peso pluma en dos ocasiones.

Su demostración ante Archibald le aseguró un segundo duelo con Leitham, esta vez en Montreal, Canadá. El ganador de este combate chocaría con Rodolfo “Baby” Casanova por el campeonato peso gallo, que había dejado vacante el primer campeón mundial latino, Alfonso Teófilo “Panama Al” Brown.

En la revancha, Leitham duró menos, cayendo por nocaut en el quinto, lo que dejó listo el escenario para la primera cita campeonil entre un mexicano y un puertorriqueño: Escobar versus Casanova, por el título peso gallo, el 26 de junio de 1934 en el Forum de Montreal.

La velada le perteneció a Sixto, de principio a fin. Aplicando presión y utilizando su gancho al cuerpo, “El Gallito de Barceloneta" apenas dejó respirar a su rival, noqueándolo a los 2:26 del noveno asalto con un gancho al rostro.

Un huracán caribeño llegó anoche y dejó en su camino a Baby Casanova, el orgullo de Ciudad México, de cara en la lona, su corpulento cuerpo sangrando e inerte”, escribió para entones L.S.B. Shapiro, cronista de The Gazette, un diario de Montreal.

Con el triunfo, Escobar se convirtió en titular del peso gallo, de acuerdo con la Comisión de Boxeo de Montreal. El 7 de agosto de 1935, de nuevo en Montreal, Escobar venció por decisión unánime a Pete Sanstol, ganándose el reconocimiento de la Asociación Nacional de Boxeo como el campeón mundial del peso gallo.

Apenas 19 días después, en el Dyckman Oval deManhattan, Escobar cayó ante Lou Salica vía decisión mayoritaria, poniéndole fin a su primer reinado boxístico.

Sin embargo, la corona no permaneció mucho tiempo con Salica.

El 15 de noviembre de ese año, en el Madison Square Garden, Escobar ganó la revancha por voto unánime, comenzando su segundo reinado en las 118 libras. Esta vez, la corona permanecería con el boricua hasta la histórica noche del 23 de septiembre de 1937.


💬Ver 0 comentarios