(horizontal-x3)
El exboxeador Wilfredo Gómez. (GFR Media)

El tres veces excampeón mundial Wilfredo "Bazooka" Gómez dio señales de mejoría este martes, un día después de ser llevado de emergencia a un hospital regional del área metropolitana en condición de cuidado debido a un edema pulmonar.

Gómez tuvo que ser entubado tan pronto fue admitido en la institución, y aunque continúa respirando con asistencia, su hijo del mismo nombre dijo a El Nuevo Día al salir de la visita, que su padre dio buenas señales y que el pronóstico al parecer es alentador.

"Lo noté con bastante fuerza, me apretó la mano y me hizo señal con el puño de que se siente bien. Está consciente, sus vitales están bien y su presión está bien. Hasta el momento todo bien", dijo Gómez, Jr..

"Me dijeron que en cuatro o cinco días se va a ver el progreso", agregó en torno al cuadro de edema pulmonar y neumonía con el que llegó al hospital su padre de 61 años.

Gómez hijo no supo precisar qué tratamiento recibirá el otrora peleador de Las Monjas, pero estima que su padre permanecerá en la institución hospitalaria, en la que solo está recibiendo visitas de su familia y de allegados en horario restringido por la condición de cuidado en que se encuentra.

"Yo lo vi, está superconsciente y me hizo señas. Abre los ojos, le hice varias preguntas y me respondió con la cabeza que sí. Me preguntó '¿cuántos días llevo (recluído)?', le dije que uno, y me hizo así con el puño como que estoy bien. Gracias a Dios son señales buenas".

"Todavía está respirando con ayuda debido a que es muy temprano para retirársela, pero está bastante bien".

Gómez, quien amasó récord de 44-3-1 con 42 nocauts, debutó en 1974 y tres años después se hizo campeón del mundo por primera vez cuando noqueó en el duodécimo asalto, de un máximo de 15, a Don Kyun Yum para apoderarse de la corona de la división supergallo del CMB en mayo de 1977. Luego de 13 defensas titulares exitosas, y con récord de 40-0 con un empate, se midió al mexicano Salvador Sánchez por el título pluma del CMB, sufriendo su primera y más dolorosa derrota por nocaut en el octavo giro en agosto de 1981.

Pero el santurcino volvería a reinar en la división supergallo gracias a su poderosa pegada, y en 1984 volvió a pelear por el título pluma del CMB, esta vez ante el también puertorriqueño Juan Laporte, a quien venció en otra recordada reyerta, por decisión unánime el 31 de marzo de ese año.

Luego de sufrir su segundo revés y de perder la faja ante Azumah Nelson, se adjudicó la corona superpluma con otro triunfo por decisión (mayoritaria) sobre Rocky Lockridge en 1985. Ese vino a ser cuarto título mundial en tres divisiones. Luego de perderlo ante Alfredo Layne en 1986, realizó dos peleas más yse retiró en 1989.

"Está sobrepeso. Se supone que está en una dieta estricta, pero bueno, por algunas situaciones, no la está llevando como se supone", agregó Wilfredo Jr. sobre su progenitor, cuándo se le preguntó qué pudo haber provocado su cuadro de salud. Este recordó que hace un par de años su padre fue hospitalizado de emergencia por la misma situación, pero pudo recuperarse y salir adelante.


💬Ver 0 comentarios