Toni Kroos marcó el gol de la victoria contra Suecia. (AP) (horizontal-x3)
Toni Kroos marcó el gol de la victoria contra Suecia. (AP)

Sochi — Después de sellar una de las victorias más memorables en una larga lista de grandes momentos de Alemania, Toni Kroos y Marco Reus enviaron un mensaje a los críticos en su país que ansían su fracaso.

“Recibimos muchas críticas y algunas de ellas estaban justificadas”, dijo Kroos. “Teníamos la sensación de que muchos en Alemania habrían quedado contentos si hubiéramos sido eliminados, pero no será tan fácil”.

No, nada ha sido sencillo en este Mundial para la selección alemana. Sin embargo, llegaron a tres puntos luego de su victoria del sábado 2-1 sobre Suecia y tienen la posibilidad de evitar el mismo destino de Italia y España, los últimos dos campeones defensores que no lograron sobrevivir la fase de grupos.

De alguna manera es inesperado. La floja actuación de Alemania en su presentación y la derrota ante México fueron inesperadas. Ponerse en desventaja de 1-0 ante Suecia al medio tiempo, fue inesperado. Y sin duda remontar con solo 10 hombres en el campo gracias al dramático tiro libre de Kroos en el quinto minuto del descuento, también fue inesperado.

Después de casi una semana de escuchar todo lo que estaba mal sobre el fútbol alemán tras la derrota con México, los campeones vigentes estuvieron a segundos de un golpe más fuerte.

Un instante y un remate lo cambió todo.

“Creo que tenemos la impresión de que muchos en Alemania nos querían fuera del torneo hoy”, afirmó Reus. “Pero creo que mostramos el espíritu de equipo a pesar de que Suecia se fue arriba 1-0. Fue un golpe que tuvimos que asimilar, pero sabíamos que podíamos remontar”.

Si el disparo de Kroos hubiera salido desviado, un poco más arriba, o no hubiera tenido el efecto perfecto, Alemania se habría conformado con un punto y necesitando de un triunfo en su último partido y esperar mucha ayuda para mantener viva su racha de alcanzar la fase eliminatoria de todos los mundiales desde 1938.

Pero Kroos estuvo perfecto. El disparo perfecto. El efecto perfecto, la combinación con Reus que sorprendió a los suecos apenas lo suficiente para que los defensores y el arquero Robin Olsen no pudieran reaccionar. Fue el gol más tardío para Alemania en un encuentro mundialista que no se fue a tiempo extra.

También provocó una situación caótica en el Grupo F. Lo que parecía claro en los minutos finales se complicó repentinamente. México, que ha sido uno de los equipos más destacados del torneo con dos victorias, puede quedar eliminado si no obtiene al menos un empate con Suecia. Incluso Corea del Sur, con dos derrotas aún podría avanzar con un triunfo sobre Alemania y ayuda de México. La situación creará mucho seguimiento a los marcadores el miércoles, cuando México se enfrente a Suecia en Ekaterimburgo y Alemania a Corea del Sur en Kazán.

“Debemos pisar el acelerador y aprovechar las oportunidades”, comentó Kroos.

La alineación que el técnico de Alemania Joachim Loew utilizará ante Corea del Sur será distinta una vez más. Loew realizó cuatro cambios en su once titular ante Suecia, incluyendo enviar a la banca a Mesut Ozil por primera vez con la selección nacional en un torneo de tal magnitud. La variante rindió dividendos, en especial con la decisión de darle la titularidad a Reus y permitirle atacar desde el medio ampo.

Contra Corea del Sur habrá aún más cambios. La que ya se había mostrado como una defensa endeble ahora no contará con Jerome Boateng, quien salió expulsado. Sin embargo, Loew prevé que Mats Hummels podrá jugar después de ausentarse contra Suecia por una lesión en el cuello. La dupla de Hummels y Boateng se mostró vulnerable ante México, aunque la pareja de Boateng y Antonio Ruediger no estuvo mucho mejor ante Suecia.

Alemania podría no contar con el mediocampista defensivo Sebastian Rudy, quien se fracturó la nariz durante la primera mitad del sábado.


💬Ver 0 comentarios