El debut albiceleste en la Copa del Mundo dejó poco satisfechos a los argentinos, tras un resultado 1-1.

Moscú — Jorge Sampaoli no pudo en doce partidos con Argentina dar forma a un equipo. ¿Podrá hacerlo cinco días antes del enfrentar a Croacia en un duelo trascendental para su supervivencia en la Copa Mundial de Rusia? 

La pregunta se instaló el domingo en el campo de entrenamiento albiceleste en Bronnitsy, un día después del frustrante empate 1-1 ante Islandia, en el que además el astro Lionel Messi malogró un penal en el inicio del cuarto Mundial de su carrera. 

Los jugadores titulares, entre los cuales varios reprobaron, fueron preservados de las miradas indiscretas y se refugiaron en el gimnasio para trabajos regenerativos. Apenas los suplentes salieron a la cancha principal del complejo para entrenarse. 

Antes de la hora prevista, Sampaoli ingresó al campo de juego junto a su ayudante Sebastián Beccacece y durante varios minutos ambos dialogaron sentados en la tribuna a la vista de la prensa que accedió al complejo para captar los primeros minutos de la práctica. 

Los únicos titulares que se dejaron ver, porque al parecer no estaban notificados de los planes, fueron los defensores Nicolás Otamendi y Marcos Rojo y el arquero Wilfredo Caballero, quienes saludaron amablemente y esbozaron una sonrisa. Cuando estaban a punto de ponerse los botines, el propio Sampaoli les pidió que abordaran un carro de golf para ir al gimnasio. 

 La defensa fue precisamente uno de los puntos más bajos del equipo, pese a que Islandia prácticamente no pasó la mitad de la cancha en el segundo tiempo. Hubo algunos desacoples, sobre todo en la salida por abajo entre Caballero y Rojo. Tampoco resultó la apuesta por Eduardo Salvio, volante devenido en lateral derecho. En este puesto se produciría la primera variante con el ingreso de Gabriel Mercado. 

 El estratega rompería la fórmula Lucas Biglia-Javier Mascherano en el mediocentro, una sociedad que fue determinante hace cuatro años para que Argentina llegara a la final en el Mundial de Brasil. El primero habría dejado disconforme a Sampaoli. No aportó salida limpia ni dio pases entre líneas para quebrar el enigma defensivo que planteó Islandia. Ever Banega, quien lo reemplazó a los 52 minutos, o Giovani Lo Celso van a reemplazarlo. 

En Croacia, Luka Modric es amo y señor del mediocampo. En la victoria 2-0 ante Nigeria, que le permite liderar el Grupo D, fue elegido jugador del partido. Lo secunda Ivan Rakitic, compañero de Messi en Barcelona, en un doble cinco que es la envidia de muchos. 

Otro déficit del equipo, el más preocupante, fue la falta de contención para Messi. Desde que asumió hace un año, Sampaoli ha repetido una y otra vez que su mayor desafío era generar sociedades para potenciar al capitán albiceleste. Hasta ahora no pudo cumplirlo. 

Ángel Di María, quien supo ser un buen interlocutor del 10 argentino tiempo atrás no tuvo incidencia ante Islandia. Es altamente probable que le ceda su puesto a Cristian Pavón, el joven atacante de Boca Juniors que lo reemplazó al promediar el segundo tiempo. Su mayor virtud es el desborde con velocidad por ambas bandas. 

La apuesta que dejó más conforme a Sampaoli fue el centrodelantero Sergio Agüero, autor del gol que puso en ventaja a Argentina. Había dudas respecto a su físico tras la lesión de rodilla que sufrió en marzo pero el ‘Kun’ respondió por encima de las expectativas. Anotó su primer gol en el mundial pese a lo cual es el tercer goleador histórico del equipo con 38 dianas. 

Al margen de cuestiones tácticas, lo emocional preocupa al entrenador, sobre todo Messi, a quien se lo notó muy golpeado tras fallar el penal que le hubiera dado la ventaja al equipo en el segundo tiempo. Confía que la visita de los familiares de los jugadores este domingo para festejar el Día del Padre que se celebra en Argentina ayude a cambiar el ánimo del grupo. 

Argentina jugará el jueves una final anticipada ante Croacia, un rival que le cederá más espacios pero también con otra vocación ofensiva. Y sobre todo, sabe a qué juega. Una materia en la que todavía el seleccionado albiceleste está en deuda.



💬Ver 0 comentarios