Cristiano Ronaldo busca controlar el balón durante el partido. (AP) (semisquare-x3)
Cristiano Ronaldo busca controlar el balón durante el partido. (AP)

Turín  — Dos partidos y cero goles. Cristiano Ronaldo ni siquiera pudo anotar desde cuatro metros el sábado. 

El delantero portugués volvió a irse en blanco el sábado, cuando Juventus venció a Lazio 2-0 gracias a goles de Miralem Pjanic y Mario Mandzukic. 

Cristiano sonrió irónicamente por su mala suerte al poner sus manos al aire. 

Lo tuvo servido en bandeja para abrir su cuenta goleadora en la Serie A a los 75 minutos. Joao Cancelo rodó un balón a su compatriota Thomas Strakosha apareció para impedirle el toque a boca de jarro. En cambio, el balón rebotó en los pies del cinco veces ganador del Balón de Oro y quedó para que Mandzukic anotara con el arco vacío. 

“No está enojado en lo absoluto. Sonrió porque estas son cosas que pasan”, dijo el técnico Juventino Massimiliano Allegri. 

Cristiano dejó el Real Madrid tras la campaña pasada por 112 millones de euros (131,5 millones de dólares), un récord para la Serie A, pero no se ha adaptado aún al fútbol italiano. 

Los hinchas estaban ansiosos porque Cristiano encontrase las redes en su debut en casa el sábado y había un aire de expectativa nerviosa en el Allianz Stadium. 

Fue mayormente invisible en la primera mitad y solamente tuvo un toque en el área rival. Lo más cerca que estuvo de anotar fue cuando su mano pareció rozar el disparo de Federico Bernardeschi, que fue atajado por Strakosha. 

Al igual que ocurrió en la victoria 3-2 de visita a Chievo Verona en la primera fecha, los compañeros de Cristiano salieron al auxilio de la Vecchia Signora. 

Pjanic le dio la ventaja a Juventus, poco después de que Sami Khedira estrelló un balón en el poste, con una volea desde 20 metros a los 30 minutos. 

“Lleva solo dos semanas con nosotros”, dijo Allegri. “Es astuto y sabe que el fútbol italiano es diferente al español. Ha ayudado defender. Todos esperan su primer gol. Estoy feliz con su adaptación, es un caballero muy humilde”. 

En el otro partido de la jornada sabatina, Napoli remontó un 2-0 para vencer 3-2 al visitante Milan y el equipo de Carlo Ancelotti consiguió su segunda victoria en igual número de fechas. 

Luego que Giacomo Bonaventura (15 minutos) y Davide Calabria (49) capitalizaron fallos del arquero colombiano David Ospina para dar la ventaja al Milan, Piotr Zielinski anotó dos veces y Dries Mertens salió de la banca para marcar el gol de la victoria cuando faltaban 10 minutos para el final. 


💬Ver 0 comentarios