(horizontal-x3)
El zaguero mexicano Edson Álvarez celebra el triunfo de su equipo sobre Alemania en el Mundial 2018 en el Estadio Luzhniki. (AP)

Moscú — Hace un año en la Copa Confederaciones, Edson Álvarez aceptó una tarea tras bastidores con la selección de México pensando en ganarse un puesto en el Mundial. Su recompensa se dio el domingo pasado al ingresar en el tramo final del partido contra Rusia para convertirse en el mexicano más joven en actuar en un partido de la Copa del Mundo desde Andrés Guardado en Alemania 2006.

Álvarez, de 20 años de edad, no fue incluido en la nómina del Tri en la Confederaciones del año pasado, pero aceptó la propuesta del entrenador Juan Carlos Osorio para acompañar al equipo para participar en los entrenamientos, a sabiendas que no jugaría.

"Hace un año vine a Rusia de relleno en la Confederaciones pero trabajé duro para poder estar entre los 23 para el Mundial y ahora se ha convertido en una historia que le podré contar a mis hijos y nietos", dijo Álvarez, quien tiene 20 años con ocho meses.

Guardado debutó en Alemania 2006 con 19 años y ocho meses. Antes de eso, el jugador más joven en aparecer en un Mundial había sido Francisco Javier "Abuelo" Cruz, quien tenía 20 años en México 1986.

Álvarez ingresó por Carlos Vela a los 58 minutos del partido ante Alemania para ayudar a México a preservar su ventaja de 1-0.

"No tengo palabras para describir lo que viví, me atrevo a decir que fue el partido más importante de mi corta carrera, es algo que no podría describir", agregó Álvarez. "No hay un detalle que me falte, me siento completamente lleno y satisfecho".

Álvarez es un zaguero central en el América, donde no es un titular indiscutible. Pero Osorio ha apostado por él porque además puede jugar como volante de recuperación, una función que también cumplía Diego Reyes, quien se lesionó del muslo derecho y quedó fuera del Mundial.

"Antes del partido mis compañeros se me acercaron para hablar conmigo porque esto no se vive todos los días, cuando me tocó entrar se me vino a la mente todo lo que he pasado en mi vida desde pequeño y salí a mostrar de qué estaba hecho", dijo Álvarez.

Añadió que, a pesar de su edad, no estuvo nervioso de ingresar al encuentro ante los campeones del mundo porque Osorio lo había preparado toda la semana para ese momento.

"Osorio tenía cada cambio y cada jugada pronosticada, a mí me dijo que entrará a hacer lo que trabajamos juntos y yo ya sabía qué hacer", dijo Álvarez, quien ha sido descrito por el estratega colombiano como presente y futuro del fútbol mexicano.

Ahora, Álvarez y México se enfrentarán el sábado a Corea del Sur en Rostov del Don en busca de un segundo triunfo que les acerque en la siguiente ronda.

"Los resultados hablan, muchas veces el aficionado mexicano nos subestima pero con acciones queda demostrado estamos para grandes cosas", concluyó Álvarez.


💬Ver 0 comentarios