Lionel Messi celebra uno de sus goles en el partido. (AP) (semisquare-x3)
Lionel Messi celebra uno de sus goles en el partido. (AP)

Barcelona  — El Huesca había volado más alto de lo que muchos suponían, durante la campaña que marca su debut en la primera división. El Barcelona le cortó las alas el domingo, sin piedad. 

Lionel Messi y Luis Suárez aportaron sendos dobletes para liderar la goleada escandalosa de 8-2 que el Barsa consiguió el domingo para seguir con paso perfecto en la Liga española, que celebra su tercera jornada. 

El argentino Messi firmó sus tantos a los 16 y 61 minutos, además de prodigar un par de asistencias, mientras que el uruguayo Suárez se estrenó en la temporada a los 39 y cerró la cuenta en el descuento por la vía del penal. Ousmane Dembélé marcó a los 48, Ivan Rakitic lo logró a los 52, y Jordi Alba anotó a los 81. 

Por si fuera poco, el defensa del Huesca Jorge Pulido anotó en su propia puerta a los 24. A favor de los visitantes marcaron el colombiano Juan Camilo Hernández, a los tres minutos, y Álex Gallar a los 42. 

Barcelona llegó a una cosecha perfecta de nueve puntos, los mismos que el Real Madrid. Pero con semejante goleada, el club catalán es líder, al tener mejor diferencia de goles que los merengues. 

Huesca, que marchaba invicto con cuatro puntos, pareció enfilarse a otro resultado sorpresivo. Tomó la ventaja con la primera llegada apenas a los dos minutos, cuando Hernández sacó un remate en el área chica y sorprendió a la zaga. 

Messi puso orden por los locales, cuando hizo una gran jugada individual con un regate fuera del área para perfilarse al arco y definir con un derechazo para la igualdad a los 16. 

Los blaugrana lograron la remontada cuando el zaguero Pulido impactó el esférico en una diagonal de Jordi Alba. Para mala fortuna del jugador de Huesca, el balón entró en su arco a los 24. 

Con el total control en el terreno, Suárez pudo marcar su primer tanto de la temporada por el Barsa a los 39, cuando entró al área para rematar un centro de Alba. La jugada fue convalidada por el videoarbitraje, al determinar que no hubo fuera de juego durante su desarrollo. 

“Uno siempre está con ganas de ayudar al equipo”, comentó Suárez al final del partido. “Vamos agarrando ritmo, apenas comenzó la liga. Creo que comenzamos dormidos con el gol que nos hacen, pero bueno, pudimos reaccionar muy rápido”. 

El Huesca alimentó sus anhelos de una sorpresa en la recta final de la primera mitad, cuando Gallar aprovechó fallas en la marca y logró el segundo tanto con un remate en el centro del área a los 42. 

Pero en el complemento, el Barsa no tuvo misericordia y sofocó a su rival hasta consumar la goleada. 

A los 48 se vino la marea de goles. Dembélé firmó con un gran disparo un pase adelantado de Suárez dentro del área. 

La fiesta goleadora blaugrana siguió y Rakitic se apareció también en el marcador con otra gran definición de tiro cruzado dentro del área a pase de Messi a los 51. 

El astro argentino firmó su doblete con una gran descolgada que arrancó con el arquero Marc ter Stegen, quien despejó con miras a Philippe Coutinho. El brasileño lanzó un pase desde su propio campo a Messi, quien condujo hasta el área rival y sentenció con un disparo junto al poste a los 61. 

En la recta final, Alba también aprovechó un pase de Messi para mandarlo a las redes a los 80 para el séptimo en la cuenta de los anfitriones. 

En tiempo de descuento, Suárez recibió una falta que él mismo cobró para consumar la sonora goleada de 8-2. 


💬Ver 0 comentarios