Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Gol de Coutinho en el partido. (AP) (semisquare-x3)
Gol de Coutinho en el partido. (AP)

Barcelona — Lionel Messi no jugó el sábado por el nacimiento de su hijo, pero el Barcelona defendió con firmeza el liderato de la liga española con una victoria por 2-0 en cancha del colero Málaga, gracias a goles de Luis Suárez y Philippe Coutinho. 

Cristiano Ronaldo sí participó con un doblete del triunfo del Real Madrid por 2-1 en su visita al Eibar, que le mantiene como tercer clasificado, con un punto de ventaja sobre el cuarto Valencia. 

El Barsa, que enfrenta el miércoles al Chelsea por la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, aprovechó que el Málaga jugó con un hombre menos desde la media hora, aunque Suárez y Coutinho ya habían abierto el marcador a los 15 y 28 minutos, respectivamente. 

“Conseguimos marcar al principio y ya controlamos con uno más, pero Leo siempre nos hace falta. Ahora pensamos en el Chelsea”, resumió Coutinho. 

Los azulgranas comandan la liga con 72 puntos por la 28va fecha. El escolta Atlético de Madrid, con 61, recibe el domingo al Celta de Vigo. 

El Madrid clasificó el martes a cuartos de la Champions y cuenta 57 puntos en el torneo doméstico, mientras que el Valencia suma 56, tras vencer 2-0 en cancha del quinto Sevilla. 

Cristiano ha celebrado 17 tantos en sus últimos 10 partidos en diferentes competiciones y contabiliza 33 en la temporada. 

“Está siempre. Hay que seguir disfrutando del mejor del mundo”, comentó el mediocampista Carlos Casemiro. 

Cristiano abrió el marcador a los 34 minutos e Iván Ramis niveló a los 50 por el octavo Eibar; pero el astro portugués repitió a los 84, para alcanzar 18 dianas en el campeonato. 

“Cristiano es un jugador diferente, especial. Necesita pocas ocasiones para meter muchos goles”, analizó el técnico madridista, Zinedine Zidane. 

El Barsa no notó la baja de Messi y sometió a un Málaga voluntarioso pero que no logró sobreponerse al gol inicial de Suárez y la expulsión de Samuel García por tarjeta roja directa, tras una violenta entrada sobre Jordi Alba. 

Para entonces, los visitantes ya ganaban 2-0. Roberto Jiménez había salvado un primer remate raso de Suárez, pero nada pudo hacer en el siguiente cabezazo del uruguayo, habilitado desde la izquierda por Alba. 

El segundo tanto fue de orfebrería, con delicado tacón de Coutinho de espaldas al arco, tras quiebre en seco y cruce de Ousmane Dembélé. El extremo francés jugó su mejor partido con el Barsa, luciendo velocidad, regate y descaro en ausencia de Messi. 

Enfrente lo intentó también Youssef En-Nesyri, pero el marroquí no logó embocar un centro del chileno Manuel Iturra, y tampoco acertó entre los tres palos Medi Lacen, ya con un hombre menos sobre la cancha. 

Coutinho buscó el tercero con la testa y paró Jiménez, el mejor del Málaga también en el segundo tiempo. 

“Todo se ha reducido al primer tiempo. En el segundo, buscamos evitar sobresaltos”, reconoció el entrenador azulgrana, Ernesto Valverde. “Contra el Chelsea está todo por decidir. Juegan muy bien al contragolpe”. 


💬Ver 0 comentarios