Gerard Piqué se lamente después de fallas una oportunidad de anotación en el partido. (AP) (semisquare-x3)
Gerard Piqué se lamente después de fallas una oportunidad de anotación en el partido. (AP)

Madrid — Lejos de conservar su foja perfecta en la temporada, el Barcelona debió conformarse el domingo con rescatar en casa un empate 2-2 ante el Girona, gracias a un tanto de Gerard Piqué en el complemento de este partido de la quinta fecha en la Liga española.

El central Piqué hizo el tanto de cabeza a los 63 minutos. El astro argentino Lionel Messi había puesto adelante a los locales a los 19, cuando envió a las redes un pase que le prodigó el chileno Arturo Vidal.

El propio Barcelona se complicó la vida desde los 35 minutos, cuando se quedó con 10 jugadores por la expulsión del central francés Clément Lenglet. El ariete uruguayo Cristhian Stuani aportó un doblete por el Girona a los 45 y 51.

“Está claro que ha sido una jugada que ha marcado el partido”, dijo el técnico del Barsa, Ernesto Valverde, acerca de la expulsión. “Nosotros teníamos prácticamente dominado y controlado el juego”.

Pese a que no pudo continuar con su marcha perfecta, el Barsa, se mantiene en la cima con 13 puntos y mejor diferencia de goles respecto del Real Madrid. Girona llegó a ocho puntos para ser sexto.

Además, Messi impuso el récord de más apariciones por parte de un jugador extranjero en la Liga. Rebasó a su excompañero, el brasileño Dani Alves, al disputar su encuentro número 423.

Los anfitriones habían dominado con un elenco que incluyó varias modificaciones, con los inicios de Lenglet, Vidal, el portugués Semedo y el brasileño Arthur. Y se pusieron adelante cuando Messi recibió un pase en el centro del área, que no dudó en rematar de primera intención para vencer el arco defendido por el marroquí Yassine Bounou.

Pero Lenglet recibió la tarjeta roja después de que el silbante Gil Manzano determinó, tras recurrir el videoarbitraje (VAR), que había propinado un codazo a Pere Pons. Ello obligó al Barsa replantear el juego y a hacer un mayor esfuerzo físico.

“No sé, el VAR parece que está como para hacer justicia, y yo tengo la sensación de que esto no ha sido expulsión”, opinó Valverde. “No creo que haya sido una agresión ni de lejos”.

Una falla defensiva abrió la puerta para la igualdad, cuando Stuani remató dentro del área segundos antes de irse al descanso.

El Girona, que está en su segunda temporada en la primera división, encontró la recompensa a su empeño en una de las primeras incursiones del complemento. Cristian Portugués hizo un gran esfuerzo por recuperar el esférico ante la displicencia de Piqué y, a pesar de caer en el área, se levantó para realizar un disparo que fue rechazado por el portero Marc-Andre Ter Stegen.

El esférico quedó a merced de Stuani, quienlo puso en las redes con un potente disparo.

Entonces, el Barsa mandó al campo al brasileño Philippe Coutinho y al croata Ivan Rakitic . El central francés Samuel Umtiti había ingresado ya, y la presencia del reparto estelar de los anfitriones les permitió recuperar el control.

Piqué emparejó con un remate de cabeza, tras un rechace en el área, ante la docilidad de los zagueros visitantes, superados por el central blaugrana en el salto. Así, el Barsa se salvó de la derrota.

“Hemos buscado la victoria, pero con uno menos es muy difícil”, explicó el centrocampista Sergio Busquets. “Lo hemos intentado y hemos hecho un esfuerzo tremendo, pero no ha podido ser y al final nos llevamos un punto”.


💬Ver 0 comentarios