Alvaro Odriozola, del Real Madrid, reacciona durante el juego. (AP) (semisquare-x3)
Alvaro Odriozola, del Real Madrid, reacciona durante el juego. (AP)

Madrid — La crisis del Real Madrid se profundizó el sábado al sucumbir 1-0 ante el Alavés, víctima de un gol en el último minuto de descuento y una alarmante inoperancia ofensiva.

En el último suspiro, Manuel García entró sin marca al área chica para rematar de cabeza el toque de su compañero Rubén Sobrino tras un tiro de esquina, dándole al Alavés su primera victoria ante el Madrid en 18 años.

El revés en el campo de Mendizorroza estiró la racha de malos resultados del Madrid, que lleva cuatro partidos consecutivos sin anotar. El cuadro merengue lleva casi siete horas sin anotar desde que Marco Asensio marcó ante el Espanyol el 22 de septiembre. Acumulan tres partidos de Liga y otro de la Liga Campeones sin salir victoriosos y sin festejar goles.

La crisis de resultados aprieta la soga en el técnico Julen Lopetegui, obligado a encontrar soluciones en el ataque. Luego de un decoroso arranque en la primera temporada de Lopetegui al mando, al Madrid le está costando reemplazar los goles que antes aportaba Cristiano Ronaldo.

"Las dinámicas son así y tenemos que tratar de levantarnos”, comentó Lopetegui. “Llevamos 10 o 15 días con muchos infortunios, pero esto son cosas que se dan y toca recuperar jugadores y recuperar frescura, y la tranquilidad que teníamos al principio de la temporada".

El equipo ha dado marcha atrás tras vencer 3-0 a la Roma por la Liga de Campeones hace menos de dos semanas. Previo al sábado, el Madrid perdió 3-0 de visita al Sevilla, igualó 0-0 con su vecino Atlético de Madrid y cayó 1-0 en el feudo del CSKA Moscú.

La continuidad de Lopetegui podría estar en riesgo, pero el capitán y defensor Sergio Ramos abogó por tener calma.

“No me parece bien que ahora haya un cambio de entrenador. Sería una locura”, dijo Ramos.

Lopetegui insistió reiteradamente en que la temporada apenas comienza y también mencionó el infortunio de varias bajas por lesiones.

"Un entrenador vive eso con naturalidad y no piensa en ello, estamos aún en el mes de octubre”, dijo Lopetegui. “El gol llegará. Es un momento duro y el entrenador siempre tiene que dar la cara, el responsable siempre es el entrenador".

El conjunto merengue se estancó en la segunda posición de la clasificación con 14 unidades, mismas que ahora tiene el Alavés, para ubicarse en la tercera posición por diferencia de goles.

Poco o nada le funcionó al Madrid ante el Alavés. A lo largo de la primera parte apenas generaron alguna ocasión clara con un remate de cabeza del francés Karim Benzema a los ocho minutos y después se fueron desdibujando.

El central francés Raphael Varane fue figura en el área madridista cuando con un cabezazo sacó el esférico que iba en zona para ser rematado por Jonathan Rodríguez ante el marco a disposición a los 26.

En busca de revulsivo, Lopetegui hizo ingresar a Mariano Díaz tras al descanso por Karim Benzema, luego de seis partidos y medio sin gol del delantero francés.

Al no ver reacción, el entrenador apeló a Marco Asensio por el volante de contención Casemiro y dio pista al adolescente brasileño Vinicius Junior por Gareth Bale. Pero no inquietaron en demasía frente al arco de Fernando Pacheco.

Alavés acabó llevándose los tres puntos en el quinto minuto de descuento. Sobrino cabeceó el balón hacia el segundo palo, donde el arquero belga Thibaut Courtois manoteó el balón hacia donde estaba García, quien lo envió al fondo.


💬Ver 0 comentarios