Sergi Gomez, del Sevilla, festeja la goleada contra el Real Madrid. (AP) (semisquare-x3)
Sergi Gomez, del Sevilla, festeja la goleada contra el Real Madrid. (AP)

Madrid — En una jornada insólita de la Liga española, Barcelona y Real Madrid sufrieron duros tropiezos como visitantes el miércoles, para seguir empatados en puntos en la cima del certamen, pero con serias dudas acerca de si serán los únicos protagonistas en la lucha por el título.

La primera campanada llegó en casa del colista Leganés, que fulminó 2-1 al Barsa. Ello abrió la oportunidad para el Madrid, que con sólo un empate habría ocupado la punta en solitario. 

“Es un resultado inexplicable”, reconoció el técnico del Barcelona, Ernesto Valverde. “Debemos esperar que esto pueda pasar y tenemos que estar preparados para cambiar las cosas cuando se complica”. 

Pero los dirigidos por Julen Lopetegui simplemente se estrellaron en su visita al estadio Ramón Sánchez Pizjuán, donde el Sevilla los goleó por 3-0, en otro duelo de una sexta fecha que pareció embrujada. 

“No hemos estado a la altura de lo que queríamos... Creo que no es una cuestión de mentalidad”, indicó Lopetegui. “Al final ellos han estado acertados. Se da un cúmulo de circunstancias favorables para el Sevilla y negativas para nosotros”. 

Barcelona siguió liderando por diferencia de goles sobre el Madrid. Ambos tienen 13 puntos y mucho por corregir. 

El ariete portugués André Silva marcó un rápido doblete por el Sevilla a los 17 y 21, y el tunecino Ben Yedder aportó el tercer tanto de los anfitriones, que dejaron noqueado al Madrid en el primer tiempo. 

Luka Modric, el centrocampista merengue reconocido en la semana como el Mejor Futbolista en los premios The Best de la FIFA, pareció poner en marcha una reacción de su equipo, al marcar en el complemento. Pero con el apoyo del videoarbitraje (VAR), se invalidó la jugada por un fuera de juego. 

Thibaut Courtois evitó en un par de ocasiones que la goleada fuera más escandalosa. El arquero belga desvió un disparo de Pablo Sarabia, que iba a puerta, y un contrarremate dentro del área de Silva en el segundo tiempo. 

“No jugamos como lo habíamos estado haciendo en la temporada y sabemos que aquí enfrentamos a un rival muy difícil”, comentó el centrocampista brasileño Casemiro. “Sabíamos que aquí es muy complicado, y más después de esa primera parte, en la que regalamos esos 45 minutos”. 

Por si fuera poco, el brasileño Marcelo pareció sufrir una lesión muscular a la mitad del segundo tiempo, pero Lopetegui no pudo enviar a la cancha un reemplazo, pues había realizado las tres sustituciones. 

Sevilla ha hilado tres triunfos en las diferentes competiciones. Está a tres unidades del primer puesto, mientras que Atlético de Madrid, que goleó la víspera al Huesca, se ubica a dos puntos de la cima. 

Barcelona, el campeón reinante, no fue goleado, pero cayó ante un equipo que lucía sumamente inferior. Y por segunda fecha consecutiva, obtuvo un mal resultado. 

Venía de empatar con Girona el fin de semana, y se adelantó a los 12 minutos ante Leganés con el gol del brasileño Philippe Coutinho, quien definió con un potente disparo desde fuera del área. 

Pero Leganés hizo un par de tantos en un lapso de poco más de un minuto, para remontar y conseguir su primera victoria en seis fechas. 

El centrocampista francés Nabil El Zhar emparejó con un remate de cabeza en el área chica a los 52 minutos. Unos segundos después, Óscar Rodríguez aprovechó un grosero error de Gerard Piqué para consumar la remontada con un remate dentro del área. 

Fue la primera derrota del Barcelona en la Liga. Leganés celebró su primera victoria del torneo luego de haber perdido cuatro y empatado uno de sus cinco duelos y pudo escapar del fondo al llegar a cuatro unidades. 

“Hay que hacer una valoración como equipo. Al final hemos jugado 11 y hemos perdido todos”, comento Sergio Busquets, uno de los capitanes blaugrana. “Una derrota preocupa siempre en la competición que sea. Hay que trabajar un poquito más para mejorar”. 


💬Ver 0 comentarios