A parte de la línea hecha para árbitros, la compañía ha sacado una edición limitada de 2018 ejemplares a la venta al público (horizontal-x3)
A parte de la línea hecha para árbitros, la compañía ha sacado una edición limitada de 2018 ejemplares a la venta al público. (Foto: Hublot)

Los árbitros del Mundial de Rusia 2018 sabrán en menos de cuatro décimas de segundo si un balón ha traspasado por completo la línea de gol gracias a un reloj inteligente, según informó este martes la FIFA durante la presentación del reloj oficial del torneo.

El nuevo reloj de Hublot, que mantiene el vínculo con la tecnología de línea de gol (GLT) que ya se usó en Brasil 2014, recibe el aviso de gol en el momento que las cámaras situadas entorno a la portería graban la imagen del balón tras la línea. Manda, primero, una vibración y posteriormente la imagen con la palabra gol.

El Big Bang Referee 2018 FIFA World Cup Russia, nombre con el que se bautizó el reloj, incorpora ya la “Goal Line Technology”, un sistema por medio del cual el equipo arbitral sabrá al instante si el balón ha traspasado o no la línea de meta. No es una tecnología completamente inédita, ya que la FIFA ya ha probado este reloj de manera experimental en la Copa Confederaciones y la Copa del Mundo de Clubes del pasado año, aunque el Mundial de Rusia será su gran prueba de fuego.

Hublot ha preparado una edición limitada de 2,018 ejemplares a la venta. Claro está, estos carecen del sistema de conexión directa al programa “Goal Line Techonogy”, pero sí tendrá un serie de herramientas y funciones especialmente concebidas para que su portados disfrute al máximo del Mundial.

Así, el reloj avisará a su dueño del inicio de cada partido con quince minutos de antelación, las alineaciones, las tarjetas recibidas y, por supuesto, la consecución de cada gol, anunciado por una enérgica vibración y la palabra iluminando la pantalla.

Además todos los relojes son personalizables y permitirán acceder a otras aplicaciones de Android, como Google Maps. El precio del dispositivo es de 5,300 euros.

La firma entró en el mundo del deporte rey en 2006 de la mano del patrocinio de la selección suiza. Dos años más tarde fue nombrada reloj oficial de la Eurocopa de Austria y Suiza hasta convertirse en el cronometrador de la Copa del Mundo de Sudáfrica en 2010.


💬Ver 0 comentarios