Inglaterra se juega plantarse en una final de un Mundial 52 años después de la que ganó en 1966 a la selección de la República Federal Alemana por 4-2. (AP) (horizontal-x3)
Inglaterra se juega plantarse en una final de un Mundial 52 años después de la que ganó en 1966 a la selección de la República Federal Alemana por 4-2. (AP) (The Associated Press)

Rusia - La selección inglesa se entrenó este lunes a puerta cerrada, a dos días de su partido de semifinales contra Croacia en Moscú, en una sesión en la que estuvieron los futbolistas tocados del equipo: el delantero Jamie Vardy y el centrocampista Jordan Henderson.

El delantero del Leicester sufre unas molestias musculares en la zona de la ingle a partir de la prórroga del partido de octavos de final contra Colombia que le impidieron tirar su penalti en la tanda de lanzamientos que decidió la clasificación de los 'Tres Leones', y no participó en la victoria de cuartos contra Suecia (2-0).

Por su parte, el centrocampista del Liverpool notó unas molestias en los isquiotibiales en el partido contra Suecia, que provocaron su sustitución en el minuto 84 del encuentro por Eric Dier, que sería su probable sustituto en caso de no superar esos problemas físicos.

Su inclusión en el entrenamiento de hoy podría indicar que estará listo para el duelo del martes, en el que Inglaterra se juega plantarse en una final de un Mundial 52 años después de la última, la que ganó en Inglaterra 1966 a la selección de la República Federal Alemana por 4-2 en un partido decidido en la prórroga.


💬Ver 0 comentarios