Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un jugador iraní llora luego de que el equipo quedara descalificado del Mundial de Futbol. (AP) (horizontal-x3)
Un jugador iraní llora luego de que el equipo quedara descalificado del Mundial de Futbol. (AP)

Teherán - El buen juego de la selección iraní frente a Portugal en el Mundial llenó de orgullo al país, que festejó en la calle esa "épica" y la destacó tanto en grandes titulares en la prensa como en los mensajes de las autoridades.

Todos los periódicos deportivos publicaron hoy en portada elogios al juego de Irán: "Lágrimas y orgullo", "Despedida con honor", "Despedida épica del Mundial", fueron algunos de los titulares.

Enmarcado en el Grupo B, calificado como "grupo de la muerte", Irán logró ganar a Marruecos 1-0, perdió contra España por un gol y empató anoche con Portugal 1-1.

A los elogios a de la prensa, se sumaron las autoridades, que enviaron mensajes de agradecimiento y aprecio al esfuerzo de los futbolistas iraníes.

El presidente, Hasan Rohaní, destacó la lucha de la selección para "cumplir los sueños de la nación" y agradeció a todos los jugadores y técnicos, en especial al seleccionador el portugués Carlos Queiroz.

Por su parte, el presidente del Parlamento, Ali Lariyaní, expresó su orgullo por el llamado Team Melli que, en su opinión, "mostró el arte y la pura técnica iraní".

El duelo con Portugal acabó pasada la medianoche en Irán y, pese a la tardía hora y la eliminación del equipo del Mundial, los iraníes no dudaron en festejar hasta altas horas de la madrugada en la calle el buen desempeño de su selección.

Sobre todo los más jóvenes no pararon de hablar del penalti fallado por Cristiano Ronaldo, delantero de Portugal, y de la habilidad del portero de Irán, Alireza Beiranvand.

Emocionado y agitando una bandera de Irán, Mohamad, de 15 años, dijo a Efe que "tuvo mucha suerte Portugal, hoy fue su día": "Nosotros tuvimos un poco de mala suerte pero al menos todo el mundo vio que los iraníes son buenos", agregó.

Mohamad celebraba en la calle junto a sus amigos la actuación de la selección haciendo sonar las vuvuzelas y cortando la calle al tráfico.

Los conductores también hacían sonar las bocinas de sus coches, en unos festejos que llevaron a la policía a intervenir para pedir a la gente que regresara a sus casas.

Entretanto, las redes sociales ya han comenzado a informar de la hora de la llegada de la selección en la madrugada del miércoles y han instado a los ciudadanos a ir al aeropuerto a dar la bienvenida a los jugadores.


💬Ver 0 comentarios