El atacante francés deslumbró el sábado en los octavos de final del mundial ante Argentina y con apenas 19 años de edad, sus compañeros de selección no tienen más que elogios para él.

Kylian Mbappé maravilló a muchos con su actuación durante la Copa Mundial.

El jugador de 19 años se convirtió en el primer adolescente en anotar un gol en la final mundialista desde Pelé en 1958 cuando ayer conquistó el segundo título de Francia en la historia del torneo al derrotar 4-2 a Croacia en Rusia.

Y, aunque la gloria de su gesta seguirá con él, los ingresos generados durante este Mundial no llegaran a su bolsillo.

Mbappé, quien anotó cuatro goles en siete partidos, decidió donar todas sus ganancias del torneo a una entidad que se dedica a fomentar el deporte en niños hospitalizados, Premiers de Cordee, según el sitio francés L’Equipe.

La organización también coordina con escuelas y negocios campañas de concienciación sobre discapacidades. 

Según reportó L’Equipe, tras consultar con su equipo de trabajo, Mbappé decidió que sus ingresos mundialistas pueden servir en causas humanitarias. Mbappé ha apoyado a la organización desde junio de 2017.

Cuando su agenda lo permite, él colabora con nosotros por placer. Tiene muy buena relación con niños y siempre encuentra las palabras correctas para darles aliento. A veces siento que él toma más placer en jugar con los niños que los mismos niños”, dijo el administrador general de Premieres de Code, Sebastien Ruffin al diario fracnés LeParisien.

Sports Illustrated reportó que Mbappé gana alrededor de £17,000 ($22,553) por juego con bonos. El noticiero también informó que Mbappé recibió un bono de £265,000 (alrededor de $350,000) si Francia ganaba el torneo.


💬Ver 0 comentarios