Lionel Messi dispara a la portería durante el partido. (AP) (horizontal-x3)
Lionel Messi dispara a la portería durante el partido. (AP)

Madrid  — Otra genialidad de Lionel Messi propició el gol de Luis Suárez con el que el Barcelona derrotó el jueves 1-0 al Valencia en el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey, perfilando al club catalán en la final por quinta ocasión seguida.

Al Barcelona le costó romper el muro defensivo del Valencia en el estadio Camp Nou hasta que apareció la magia de Messi a los 67 minutos.

Moviéndose por la izquierda del área, el astro argentino dominó un balón y con calma se lo llevó hasta la raya de fondo, absorbiendo la marca de tres zagueros del Valencia. En lo que los tres rivales le asediaban, Messi devolvió el balón hacia el otro extremo, donde Suárez no desperdició la oportunidad con un potente cabezazo.

Fue el 13er gol del delantero uruguayo en sus últimos 11 partidos. Además, Suárez y Messi se han combinado para anotar goles en siete de los últimos partidos del Barcelona.

Pero fue una exigua recompensa para los azulgranas en un partido en el que cargaron con la iniciativa ante un adversario que se dedicó a defender. El partido de vuelta se jugará la semana entrante en el estadio Mestalla en Valencia.

“Hemos trabajado para poder hacer más goles y tener una renta mayor, pero ellos tenían un plan de irse con un marcador que les haga tener la eliminatoria abierta”, señaló el técnico azulgrana Esteban Valverde.

Suárez indicó que el 1-0 es “muy poca ventaja”, pero valoró el haber mantenido a cero su portería como locales.

 “Lo que nos deja tranquilos es que ellos no nos crearon peligro en todo el partido”, apuntó Suárez. “Hicimos un esfuerzo muy grande por conseguir uno de los objetivos, que era no encajar ningún gol. No sé ni si remataron a puerta durante todo el partido. En cambio, nosotros, tiramos muchas veces e insistimos a sus defensas”.

Valencia fue vapuleado 7-0 por el Barcelona en la misma instancia del torneo la pasada temporada, con el inglés Gary Neville. Ahora, los dirigidos por Marcelino García Toral opusieron más resistencia y se retiraron con vida para intentar imponerse en su feudo.

“Fue la primera batalla y hay que dejarse la sangre por este equipo”, destacó Gabriel Paulista, el zaguero brasileño del Valencia. “Hemos hecho un gran partido defensivamente”.

“Hay que respetar al Barsa porque es el mejor equipo del mundo. En Mestalla intentaremos lograr ese pase a la final”, añadió.

Valencia busca conquistar su octavo título en la Copa y el primero desde 2008. Barcelona ostenta 29 títulos, la mayor cantidad en la historia del torneo.

En la otra semifinal, Sevilla sacó un empate 1-1 de visita a Leganés el miércoles. La vuelta será la semana próxima en Sevilla.

La final se escenificará el 21 de abril.


💬Ver 0 comentarios