El delantero es la figura clave de Egipto y responsable del regreso del país a una Copa del Mundo

El delantero egipcio Mohamed Salah dice que “confía” en estar listo para jugar el Mundial después de sufrir una lesión en el hombro en la final de la Liga de Campeones.

El atacante del Liverpool salió del campo entre lágrimas en la primera mitad después de caer sobre el hombro durante un choque con el defensor del Real Madrid, Sergio Ramos. En ese momento el encuentro estaba 0-0 y el Madrid se quedó con el triunfo el sábado 3-1.

“Fue una noche complicada, pero soy un guerrero. A pesar de las probabilidades, confío en que estaré en Rusia para enorgullecerlos a todos”, escribió Salah en Twitter el domingo.

“Su cariño y apoyo me darán la fuerza que necesito”, añadió.

Egipto jugará en su primer Mundial desde 1990. Su primer juego en la fase de grupos será el 15 de junio ante Uruguay.

Salah anotó 44 goles con el Liverpool en todas las competencias esta temporada.


💬Ver 0 comentarios