Gabriel “Bolillo” Gómez, de la selección de Panamá. (AP) (semisquare-x3)
Gabriel “Bolillo” Gómez, de la selección de Panamá. (AP)

Saransk— Felipe Baloy inmortalizó su nombre en el fútbol de su país al marcar el primer gol panameño en una Copa del Mundo, y ahora el veterano central y toda Panamá reman para despedirse el jueves con una victoria frente a Túnez. 

Las dos goleadas anteriores, ante Bélgica (3-0) e Inglaterra (6-1), quedaron atrás y el conjunto dirigido por el colombiano Hernán Darío Gómez ansía apuntarse los tres puntos en el último compromiso de un Mundial que la nación centroamericana ha disfrutado con intensidad. 

“Nosotros llegamos a Rusia con la gran ilusión de terminar este Mundial con un triunfo”, señaló en la víspera Baloy, quien desató festejos en su país al marcar el único gol en la paliza ante Inglaterra. 

No sólo fue la primera anotación panameña en la gran cita del fútbol, sino que la logró un jugador de 37 años y que forma parte de un grupo de referentes que colgarán los botines tras el torneo. 

“Cuando llegamos a esta Copa del Mundo, sabíamos que íbamos a tener tres partidos realmente difíciles contra Bélgica, Inglaterra y Túnez”, recordó Baloy. "Sabíamos que los dos primeros eran duros. El último partido contra Inglaterra, no pudimos lograr una victoria, pero logramos nuestro primer gol”. 

“Eso no quiere decir que vamos a vencer a Túnez, pero esperamos tener una victoria para regalar a nuestra gente en Panamá, para que puedan celebrar y estar orgullosos de nosotros”, subrayó el zaguero. 

En realidad, desde que los panameños conocieron la conformación de los grupos, se hicieron a la idea de que la ruta sería sumamente compleja al toparse con Bélgica e Inglaterra, pero anidaron la esperanza de que su selección le sacase un buen resultado a Túnez, en los papeles un rival menos difícil que los europeos. 

“Ese es nuestro sueño (ganar a Túnez)”, dijo el volante José Luis Rodríguez. “¡Qué mejor manera de decirle adiós a este viaje maravilloso!”. 

Túnez tiene, empero, más recorrido que Panamá en citas mundialistas _cinco en total_ y en Rusia ha sido un equipo mucho más competitivo que su rival del jueves. Inglaterra le ganó 2-1 con un gol sobre el final, aunque Bélgica la vapuleó 5-2. 

La escuadra africana también busca su primer triunfo desde su estreno en la Copa del Mundo de 1978. 

“Jugamos dos partidos contra mejores equipos que nosotros”, argumentó el defensor Hamdi Naguez. “Ahora debemos centrarnos en el último partido y ganar contra Panamá, y detener esta racha de 40 años sin ganar un partido en un Mundial”. 

El “Bolillo” Gómez tampoco se quiere marchar con un cero en la casilla esta vez. Aunque no pudo clasificar a la segunda ronda a las dos anteriores selecciones que dirigió en un Mundial _Colombia en 1998 y Ecuador en Corea-Japón 2002_ al menos ganó un partido en cada uno de esos torneos. Se apuntó el triunfo de Colombia precisamente sobre Túnez 1-0 y el de Ecuador contra Croacia por el mismo marcador. 

Sin embargo, se marchará sin haber podido avanzar a una segunda ronda mundialista como técnico. Pero eso no parece importarle al entrenador que valora más el hecho de que los panameños estén jugando su primer Mundial. 

Panamá no podrá contar ante los africanos con el defensor Michael Murillo y el mediocampista Armando Cooper por acumulación de tarjetas, y en su lugar podrían salir Adolfo Machado y Ricardo Ávila.


💬Ver 0 comentarios