El volante de Perú Christian Cueva (segundo derecha) es acompañado por sus compañeros al final del partido contra Australia por el Grupo C en la Copa Mundial en Sochi, Rusia (semisquare-x3)
El volante de Perú Christian Cueva (segundo derecha) es acompañado por sus compañeros al final del partido contra Australia por el Grupo C en la Copa Mundial en Sochi, Rusia. (AP)

Sochi — Sus hinchas llegaron masivamente a Rusia tras tres décadas de espera para ver a la Blanquirroja en la cita cumbre del fútbol.

Lo que Perú brindó a los miles de peruanos acompañaron a la selección en cada uno de sus pasos es el optimismo de que no tendrán que volver a esperar otros 36 años para disputar otra Copa del Mundo.

Perú completó su expedición rusa imponiéndose 2-0 ante Australia el martes, su primera victoria en una Copa del Mundo desde que venció 4-1 a Irán en el torneo de 1978.

Aunque Perú fue eliminado previo a la última fecha de la fase de grupo, la impresión que dejó fue positiva. Perdió 1-0 ante Dinamarca y Francia, en partidos en los que generó abundantes ocasiones para sacar un empate o la victoria. El propio técnico de Dinamarca Age Hareide, luego que su equipo se clasificó a los octavos de final, que Perú fue el mejor de los cuatro equipos en el Grupo C.

Tales elogios sirven de escaso consuelo para los peruanos. Pero el fútbol que exhibieron confirma que ha dejado de ser un cero a la izquierda y que deben volver al Mundial de Catar 2022.

“La conclusión es que vamos mejorando. Estamos a la altura de las circunstancias, independientemente que nos falta mucho”, declaró el técnico de Perú Ricardo Gareca. “Somos una selección que puede ir mejorando".

El repunte de Perú se empezó a fraguar tras quedar en la cola de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de 2010. La Blanquirroja quedó tercera en la Copa América de 2015 en Chile. Un año después, en la Copa América Centenario escenificada en Estados Unidos, los peruanos vencieron 1-0 a Perú para ganar su grupo antes de caer ante Colombia por penales en los cuartos de final.

En las eliminatorias para Rusia, Perú sacó el pasaje para un repechaje en la última fecha, en la que igualó 1-1 con Colombia y Chile perdió con Brasil. Al tocarle enfrentar a Nueva Zelanda en el duelo intercontinental, Perú se impuso 2-0 en el marcador global.

El plantel peruano que acudió al Mundial fue joven. Fuera del capitán Paolo Guerrero, de 34 años, el resto de la alineación titular que enfrentó a Australia no pasaba de los 30 y muchos de los citados son menores de 25. Además, es un equipo con más jugadores que militan en clubes fuera de Sudamérica. Entre los titulares ante Australia, cuatro juegan en México, tres en Europa y uno en Estados Unidos.

"Nos hace bien participar en otras ligas porque es otro roce”, comentó Carrilo. “Hay que salir al extranjero".


💬Ver 0 comentarios