En la última fecha de la llave, los aztecas cayeron goleados 3-0 ante los suecos, pero lograron la clasificación gracias al inesperado traspié de Alemania ante Corea del Sur.

Ekaterimburgo —Un México titubeante al comienzo y atemorizado al final cayó el miércoles 3-0 ante Suecia pero avanzó a los octavos de final por séptima Copa del Mundo en forma consecutiva, sólo gracias a que Corea del Sur eliminó a Alemania, la monarca vigente. 

Ludwin Augustinsson y Andreas Granqvist anotaron en la segunda mitad, Edson Álvarez ilustró el errático desempeño del Tri al marcar en su propia meta y Suecia se clasificó a también a octavos. 

Augustinsson movió las redes a los 49 y Granqvist convirtió un penal a los 62, mientras que Álvarez extinguió la posibilidad de remontada del equipo dirigido por Juan Carlos Osorio al anotar en su propia meta a los 74. 

Suecia, que venía de perder de última hora ante Alemania en su partido previo, avanzó a la segunda fase como mejor del Grupo F.

“Debo decir que clasificamos porque vencimos a Alemania y Corea. Sin embargo, estoy dolido, creo que por primera vez en muchos juegos”, lamentó el técnico Juan Carlos Osorio en la conferencia posterior al encuentro. 

“Cada juego tiene una historia diferente. Cualquier rival que nos toque no va a jugar como Suecia”, avizoró Osorio, cuyo equipo podría medirse a Brasil, Suiza o Serbia. “Cualquiera de los tres próximos rivales es distinto al de hoy”. 

México había desplegado su mejor fútbol en años durante sus primeros dos encuentros del Mundial. Avanzó a pesar de la goleada porque Corea del Sur derrotó 2-0 a los alemanes, que llegaron como favoritos en el sector y se quedaron fuera en la primera fase 

Con una victoria, Alemania habría eliminado al equipo dirigido por Osorio. 

“Hoy y después de clasificar, preferiría perder de la manera en que perdimos. Si no hubiéramos clasificado, aceptaría eso”, aseveró el estratega colombiano. “Hoy mi pecado fue ser purista que con esta idea podíamos competir y jugar el mismo futbol cada fin de semana. Ojala y algún día lo haga bien”. 

México, que había desplegado su mejor fútbol en años durante sus primeros dos encuentros del Mundial, avanzó a pesar de la goleada porque Corea del Sur derrotó 2-0 a los alemanes, que llegaron como favoritos en el sector y se quedaron fuera en la primera fase.

Después del susto, los mexicanos tratarán de alcanzar los cuartos de final por primera vez en un Mundial jugado fuera de casa. 

La derrota es la peor para México en torneos oficiales desde la Copa Confederaciones del año pasado, cuando perdieron 4-1 precisamente ante Alemania.

Los mexicanos, que fueron mayoría en las gradas de la Arena Ekaterimburgo, tuvieron poco y nada que celebrarle a su equipo durante todo el partido. 

 En los minutos finales del encuentro se olvidaron de lo que ocurría en la cancha y prestaban atención a sus celulares para ver lo que ocurría entre surcoreanos y alemanes, cuando ese partido estaba empatado sin goles. 

Los “Guerreros Taegeuk” anotaron sus dos tantos en los descuentos. Y la afición mexicana comenzó a festejar, pese al duro revés de su equipo.




💬Ver 0 comentarios