Adriana Díaz, Brian Afanador y Melanie Díaz (de izq. a der.) representarán a Puerto Rico en la III Copa Panamericana de Tenis de Mesa en Guaynabo. (horizontal-x3)
Adriana Díaz, Brian Afanador y Melanie Díaz (de izq. a der.) representarán a Puerto Rico en la III Copa Panamericana de Tenis de Mesa en Guaynabo. (Luis Alcalá del Olmo)

Los tenismesistas Adriana y Melanie Díaz y su primo, Brian Afanador, siempre están de viaje. Cuando no están en una competencia en algún punto del Planeta, se encuentran en un fogueo o un campamento. Para ellos, que provienen de una familia muy unida, estos hiatos pueden ser drenantes.

Es por eso que estos atletas ven estas vacaciones navideñas en Utuado, en las que compartirán con sus familiares y amigos, como un remanso para “recargar baterías” de cara a la cargada agenda del próximo año.

“Para mí pasar la Navidad aquí representa todo después de un año bastante fuerte para mí”, expuso Adriana, quien junto a su hermana y su primo ofreció detalles de su participación en la III Copa Panamericana de Tenis de Mesa, que se realizará en febrero próximo en Guaynabo.

De hecho, el trío de deportistas, junto a Daniel González, representarán a Puerto Rico en el mencionado torneo continental, que traerá a los mejores 16 atletas de tenis de mesa de la rama masculina y femenina de la zona y que otorgará pases para la Copa Mundial de Tenis de Mesa.

“Yo siempre le pido a papi (el entrenador Bladimir Díaz) como dos o tres días de descanso sin tocar la raqueta, y él me dijo que sí. La verdad es que estas Navidades voy a disfrutar, voy a seguir entrenando, pero quiero disfrutar con mi familia y mis amigos. Yo te diría que este es el momento más importante del año”, confesó la tenismesista que agregó de modo jocoso que su carga de fuerza y ánimo estaba en un 2%.

Melanie – por su parte- expuso que estas reuniones familiares son “súper importantes” para el núcleo familiar porque “casi siempre estamos bien separados”.

“Nosotros cogemos esta época para ver películas, hacer galletas, hacer cupcakes También vamos a entrenar, pero vamos a hacer más cosas como familia, que esto es lo que nos llena para poder seguir y competir como lo hacemos”.

“Cuando uno está afuera, uno comienza el año como que bien. Pero llega un momento en que tú extrañas y por más preparación mental que tengas siempre te va a hacer falta la familia. Cuando vuelves acá, recuerdas por qué estás trabajando, para quién es y por qué empezaste. Te vuelves a llenar de motivación para empezar el año”, agregó.

En el caso de Brian, aunque no parará de entrenar, lo hará a un ritmo más suave para poder compartir con su parentela. 

“La realidad es que esto (el estar en Puerto Rico durante la Navidad) representa recargar baterías. Mayormente estar con la familia y estar unidos. Creo que es recargar baterías para lo que viene el próximo año, que va a ser un año bien duro”, expresó el atleta que estará en Puerto Rico hasta el 4 de enero, cuando regresará a Francia, país donde vive y entrena.

“Aunque esté aquí voy a seguir entrenando. Hay que mantenerse todo el tiempo fuerte porque el tenis de mesa no para”, acotó.


💬Ver 0 comentarios