Rafael Abraham Galva ha sido árbitro en varios eventos internacionales. (Suministrada)

La polémica decisión que hace unos tres años provocó la eliminación de Franklin Gómez en la lucha de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 podría haberse evitado si en esa competencia hubieran trabajado árbitros latinos.

Al menos esa es la apreciación del árbitro de lucha, el puertorriqueño Rafael Abraham Galvá, quien tiene la oportunidad de estar activo en las Olimpiadas de Tokio 2020, pero para poder lograrlo necesita acudir a tres eventos previos.

Galvá, quien es réferi internacional desde el 2011 y educador continental, compartió que la United World Wrestling (UWW), ente que regula este deporte en el mundo, lo convocó a participar del Campeonato Mundial de Lucha como requisito para ser considerado como uno de los jueces para ir la justa mundial en Japón el próximo año. Sería la primera vez que un puertorriqueño acuda a unos Juegos Olímpicos en calidad de árbitro.

El Mundial, en el que Puerto Rico estará representando por Gómez, Jaime Espinal y Nesmarie Rodríguez, se escenificará del 14 al 22 de septiembre en Nursultán, Kazajistán. Los otros dos eventos que deberá atender son el clasificatorio olímpico que se celebrará en Turquía en enero del 2020 y el clasificatorio continental de América que se realizará en Canadá también en el 2020.

“Todos estos eventos son de cara a las Olimpiadas. Una vez vaya al Mundial, me dicen si puedo ir a Turquía. La federación internacional lo hace así porque estos son las únicas pruebas que ellos tienen para medir a sus árbitros”, expresó el técnico boricua.

“A este evento (al mundial) solo fueron convocados tres latinos, uno de Ecuador, otro de Brasil y yo por Puerto Rico. Es compulsorio asistir, sino seremos sacados del listado olímpico”, agregó.

Experiencia internacional

Galvá contó que ha sido árbitro en eventos como los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014, los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y en los Juegos Olímpicos Juveniles de Buenos Aires 2018. De hecho, fue jefe de los árbitros en los recién concluidos Juegos Panamericanos de Lima.

Asimismo, fue parte del primer curso de educadores de la UWW en 2017. Entre sus fortalezas menciona que es bilingüe, lo que lo ayuda para ofrecer cursos en todo el continente americano.

Al recordar la situación con Gómez, Galvá fue enfático en la necesidad de que haya más árbitros latinos en competencia de esa envergadura.

“Puerto Rico necesita un árbitro ahí. Más allá de que sea mi aspiración personal, es que en el 2016 lo que pasó con Franklin Gómez pasó porque no teníamos esa presencia, y eso se ve en el juego”, reiteró.

El incidente con Gómez ocurrió en una pelea de cuartos de final donde el abanderado de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 fue eliminado luego que los oficiales del combate le negaron unos puntos para conferírselos a su contrincante, el luchador uzbeko Ikhtiyor Navruzov.

Esta decisión fue discutida por el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) y la Federación de Luchas Asociadas de Puerto Rico, lo que provocó que los funcionarios que veían el combate fueran suspendidos de las Olimpiadas. Estos fueron el árbitro en el mattress, el coreano Tong Kun Chung; el juez principal Temo Kazarashvili, de Georgia; y el juez principal de los tres tapices de combate, el alemán Uwe Manz.

La suspensión de los oficiales no tuvo un efecto en el desenlace del combate, pues Gómez se vio privado de optar por una medalla para Puerto Rico.

Busca ayuda

El exluchador, que se inició en este deporte en el conocido Club Sparta, en San Juan, reconoció que necesita ayuda económica para hacer el viaje al Campeonato Mundial, debido a que ni la federación nacional ni el Copur cuentan con los fondos disponibles para llevarlo.

Es por eso que Galvá abrió una cuenta en la plataforma “Go Fund Me” para lograr su meta de ir a los tres eventos. Se puede conseguir bajo el nombre “Abraham Galva – The Olympic Dream”. También puede recibir donativos a través de ATH Móvil al número 787-624-4434.

El exentrenador necesita $9,000 para los gastos de viajes, dietas, cursos y hospedaje. “Tenemos hasta el 5 de septiembre (jueves) para hacer los depósitos para este Mundial, que son $5,000. El resto ($4,000) sería para los próximos eventos clasificatorios”, dijo.

“En esta carrera del arbitraje, es bien difícil alcanzar una Olimpiadas. Es igual que con los atletas. Pero gracias a mis credenciales, soy el primer candidato latinoamericano en ser considerado para ir a las Olimpiadas”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios