La fondista no tuvo el resultado esperado en el evento de los 10,000 metros, pero se encuentra feliz con su nuevo tiempo centroamericano y está lista para los 5,000.

Barranquilla, Colombia - Beverly Ramos ganó la medalla de plata esta noche en los 10,000 metros de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

El oro fue suyo hasta los últimos 100 metros, cuando la mexicana Úrsula Sánchez le rebasó y ganó la competencia con una nueva marca para los Juegos de 33:41.48.

El tiempo de Ramos fue 33:46.99, su mejor registro de la temporada.

“Fue tal y como ella planificó ese ritmo de 33 minutos altos para descartar a las demás corredoras, pensando en Colombia y México. Impuso ese ritmo para coger medallas. Estableció bien el ritmo; pasó los 5,000 metros en 16 minutos. Hizo un 33 a pesar del desfase de la última parte de la carrera. Y en los últimos 200 metros recibió el impacto de ese ritmo y las situaciones de la carrera como la humedad”, dijo el jefe entrenador de la delegación de atletismo, Carlos Guzmán.

Ramos salió a robarse la carrera de fondo y sacó ventaja de hasta 100 metros, inclusive, sacando ventaja de una vuelta sobre varias de las corredoras en las últimas posiciones.

Mientras, la mexicana Sánchez fue descontando ventaja, aunque Ramos recuperó espacio yendo a la última vuelta, en la que tenía unos 50 metros de ventaja.

Sánchez atacó y agarró a Ramos en la última curva, en la que Ramos se veía sin fuerzas entonces, y remató para el oro.

Ramos se desplomó al cruzar la meta y permaneció en la pista por varios minutos antes de ser transportada fuera del recinto en una tabla rígida.

La atleta se recuperó y pudo estar presente en la ceremonia de premiación, en la que obtuvo su medalla de plata. Según publicó el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), las primeras palabras de Ramos al recuperarse del desplome fueron "me pasa por quererlo tanto".


💬Ver 0 comentarios