El jugador de los Medias Rojas de Boston, J.D. Martínez, apunta al cielo luego de pegar un jonrón de tres carreras, mientras pasa cerca del receptor de los Yanquis de Nueva York, el dominicano Gary Sánchez (semisquare-x3)
El jugador de los Medias Rojas de Boston, J.D. Martínez, apunta al cielo luego de pegar un jonrón de tres carreras, mientras pasa cerca del receptor de los Yanquis de Nueva York, el dominicano Gary Sánchez. (AP)

Un cuadrangular de tres carreras de J.D. Martínez en el primer episodio y dos anotaciones más de Boston mediante el juego pequeño en la tercera entrada, madrugaron a los Yankees de Nueva York para que los Medias Rojas de Boston se encaminaran a un apretado triunfo 5-4 el viernes, en el día inicial de las series divisionales de la Liga Americana.

Fue el primer duelo de playoffs en 14 años entre estos dos archirrivales.

El segundo partido de esta serie se escenificará este sábado nuevamente en el Fenway Park, cuando el zurdo David Price (16-7, 3.58 ERA), de Boston, enfrentará al derecho japonés Mashiro Tanaka (12-6, 3.75), por los Yankees.

Los Medias Rojas, que ganaron 108 juegos en la temporada regular imponiendo un récord para la franquicia, madrugaron anoche al abridor de Nueva York J.A. Happ en el primer inning. Luego de que retiró a Mookie Betts mediante ponche, Andrew Benintendi le pegó sencillo y más tarde le robó la intermedia. Entonces Steve Pearce se agenció un pasaporte preparando la escena para el cuadrangular de Martínez que le dio ventaja a Boston 3-0.

En la tercera los Medias Rojas rayaron dos más, esta vez con el juego de fundamento. Luego de que el campeón bate de la Americana, Betts, abriera con doblete al bosque central, Benintendi se embasó con un toque perfecto que colocó hombres en las esquinas. Eso fue todo para Happ, que apenas completó dos entradas y salió en la tercera sin dar outs. Entonces Pearce recibió a Chad Green con un sencillo al izquierdo para impulsar otra. Luego de un out, Xander Bogaerts levantó un elevado de sacrificio para traer al plato a Benintendi y colocar la pizarra 5-0.

Esa ofensiva fue el respaldo perfecto para la labor del abridor Chris Sale, quien colgó cinco ceros y salió de juego dejando dos corredores de los Yankees en los sacos con un out. El zurdo ponchó a ocho en 5.1 entradas y permitió cinco hits con dos carreras que le fueron cargadas a su récord, pero cargó con el triunfo. Happ se llevó el revés al permitir cuatro hits y cinco carreras en solo dos innings.

Fue en esa sexta entrada cuando los Yankees rayaron por primera vez. Aaron Judge le pegó sencillo a Sale, pero fue eliminado en segunda cuando Brett Gardner bateó por el cuadro y se embasó por jugada de selección. Giancarlo Stanton conectó también un sencillo, y tras la salida de Sale, Luke Voit le pegó sencillo productor al derecho a Ryan Brasier, quien entró en relevo. Acto seguido Didi Gregorius se embasó también por jugada de selección, marcando otra los Yankees.

Nueva York hizo una más en la séptima pero no pudo consumar una gran amenaza cuando llenó las bases sin outs. Pero Giancarlo Stanton se ponchó, y luego de que Voit bateara por el cuadro para traer una al plato, Gregorius se eliminó con rola para cerrar la amenaza.

Judge marcó la última carrera con jonrón solitario abriendo la novena ante los envíos del sexto tirador de Boston en la noche, el taponero Craig Kimbrel, pero este ponchó a los siguientes tres bateadores, incluyendo al temible Stanton, para apuntarse el salvamento.


💬Ver 0 comentarios