Salvador Egea, hijo, el director del torneo, explicó que en diciembre la temperatura del agua es más fresca lo que propicia que otras especies de peces de pico se encuentren en la zona por los pescadores de aguja azul. (vertical-x1)
Salvador Egea, hijo, el director del torneo, explicó que en diciembre la temperatura del agua es más fresca lo que propicia que otras especies de peces de pico se encuentren en la zona por los pescadores de aguja azul. (Suministrada / CNSJ)

Justo cuando los anzuelos debían ir al agua en septiembre, el huracán María casi da al traste con el Torneo Internacional de Pesca Aguja Azul del Club Náutico de San Juan.

Dos meses y medio después, aunque el fenómeno obligó a la posposición del evento, la pasión de la comunidad de la pesca deportiva la obligó a embarcarse en la aventura de montar el certamen con apenas un mes de preparación.

Este fin de semana, contra viento y marea, y todos los efectos que dejó el huracán sobre la isla, la edición 64 de manera ininterrumpida del Torneo Internacional de Pesca Aguja Azul se celebrará en un formato abreviado de dos días con alrededor de 35 embarcaciones y algunas novedades propiciadas por la época en que se celebrará.

“Aunque fue una decisión bastante tormentosa de cancelar este torneo (o celebrarlo), decidimos hacerlo porque como estamos diciendo todos, Puerto Rico se levanta, tenemos que echar adelante a Puerto Rico. La gente está ansiosa de tener una actividad. Ya está cansada de estar con el agotamiento que nos ha traído todo este desastre. Necesitamos echar para adelante. Nos lo ha pedido mucha gente, nos lo ha pedido la Compañía de Turismo, nuestros auspiciadores. Lo vamos a hacer de la mejor manera que podamos”, dijo del comodoro del CNSJ, ingeniero Joe Vizcarrondo durante una conferencia de prensa al aire libre celebrada en el Paseo de la Princesa en el Viejo San Juan, a pasos de la oficina de la Compañía de Turismo.

Originalmente el torneo debía efectuarse del 25 de septiembre al 1 de octubre.

La celebración del certamen en diciembre, aunque tardía,  permitirá que se mantenga viva una racha en el agua, algo de lo que la entidad se siente orgullosa por lo que implica para Puerto Rico.

“Marlin Magazine, que es la revista de la industria, nos ranquea a nosotros como uno de los primeros 10 torneos a nivel mundial. Y nosotros tenemos que mantener ese ranking, ese historial de 64 años consecutivos que no los tiene nadie. Somos el único torneo a nivel mundial que lleva 64 años sin ser interrumpido. Y no es que lo vamos  hacer porque hay que hacerlo. Esa es una de la razones, pero lo vamos  a hacer porque queremos pescar, porque queremos regresar a la normalidad y ayudar a Puerto Rico”, dijo por su parte Salvador Egea, hijo, director del torneo.

Egea explicó que el escenario del torneo será de aguas más frescas que para la época original de la competencia, lo que a su vez traerá otras condiciones. En otras palabras, que lejos de afectarse la actividad de la pesca deportiva, el azote del huracán María y sus efectos, lo que hicieron fue cambiar la dinámica.

“Si ustedes siguen la cosa científica que estamos viviendo en nuestro ambiente, pues las aguas se calientan y tenemos esta situación como lo que ha pasado con el huracán María. Eso tiene que ver también con la pesca. Y si tú estás pescando en unasaguas de más de 83 o 84 grados por ahí para arriba, el pez va a buscar un área más ‘cool’. Nosotros mismos nos metemos en el aire acondicionado porque nos sentimos más fresquitos. Y es ahora en esta época que tenemos las condiciones óptimas”, detalló Egea.

De acuerdo al director del certamen, un efecto directo con el movimiento de fecha, es que se espera una pesca más numerosa, de especies distintas a las atrapadas generalmente en septiembre, y con ejemplares más livianos. Y aunque los organizadores aceptaron que se verán afectados en términos de participación, por los pescadores extranjeros que tuvieron que cancelar su viaje a Puerto Rico o por los locales que tuvieron pérdidas, la expectativa es que en diciembre la pesca sea más abundante.

Tanto, que según Egea, si en promedio un equipo podía atrapar hasta 60 pejes en un torneo regular de cuatro días, en la edición de este fin de semana, que tendrá solo dos jornadas en el agua, se podrían esperar hasta 90 pejes. Aunque se trata solo de un estimado, Egea dejó ver que no es una proyección irreal, sino que tiene su explicación.

“El formato cambia (del torneo) porque en esa época del año (septiembre) normalmente lo que abunda es el Blue Marlin (Aguja Azul). Ya en esta época del año (diciembre), al ser de agua un poco más fría, pues tenemos lo que llaman el pez vela, el White Marlin, y la Aguja Azul. Vas a ver que son peces un poco más pequeños. Al ser más pequeños, te da la oportunidad de que puedas pescar también con una línea liviana, más finita”.

Vizcarrondo, en tanto, explicó que aunque parezca contraproducente, hay otro elemento ocasionado por el huracán que propicia una pesca más abundante.

“La naturaleza tiene su manera de limpiarse ella sola. Después de María, cayeron muchos aguaceros y eso trajo mucha basura al mar. Desgraciadamente la pesca como que aumenta cuando hay basura porque los peces salen a comérsela”, señaló Vizcarrondo, reconociendo la contaminación, aunque celebrando el efecto propicio para su deporte. En ese sentido dijo no esperar problemas mayores derivados de los efectos que dejó el huracán en el medioambiente.

“Vamos a esperar el sábado unos vientos con más de 20 nudos, que pueden afectar un poquito la línea liviana que estamos usando, porque el viento menea mucho la carnada y uno tiene que usar su técnica para mantenerla en su sitio. Pero como decía Salvador, el agua está un poco más fría y el pez tiende a meterse en aguas frías para poder respirar mejor y no cansarse. Por ende, tan pronto encontremos esas corrientidas donde está esa agua fría, esperamos encontrar esas escuelas de peces de pico y disfrutar un montón”, dijo Vizcarrondo.

Luego de varias actividades sociales entre mañana y el viernes, y del registro que se realizará este jueves, la competencia arrancará oficialmente el sábado a las 7:30 de la mañana, media hora después de que las embarcaciones zarpen desde el Club Naútico. El domingo la acción inicia a la misma hora, y la premiación se efectuará en la noche desde las 7:00 p.m. en medio de una fiesta navideña.

“Me llena de alegría que este evento no se haya cancelado. Han sido muchos los eventos que a consecuencia del paso de estos eventos atmosféricos, especialmente el huracán María, se han tenido que posponer o cancelar”, dijo por su lado el licenciado Jovany Narváez, director interino de Recursos Humanos de la Compañía de Turismo.


💬Ver 0 comentarios