Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

aaron hernandez (horizontal-x3)
Hernández cumplía con cadena perpetua por un asesinato en 2013. (Archivo / AP)

A un día de que se diera a conocer el suicidio del futbolista de ascendencia puertorriqueña , Aaron Hernández, se reveló que su cuerpo tenía escrito en su frente: Juan 3:16, informó un oficial al Boston Globe.

El versículo, pintado en rojo, destaca el mensaje cristiano de que Jesús murió en la cruz para salvar a la humanidad de sus pecados. 

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su hijo único, para que quien crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna”, lee el pasaje bíblico.

El cuerpo de Hernández fue entregado a una funeraria después de que se le practicara una necropsia, pero funcionarios del gobierno se rehusaron a difundir más información sobre las circunstancias detrás de su aparente suicidio en una prisión de máxima seguridad, informó la agencia de noticias The Associated Press.

El Boston Globe también señaló que el atleta tuvo una conversación telefónica con su prometida, Shayanna Jenkins-Hernández, horas antes de su muerte. 

El otrora ‘tight end’ de los Patriots de Nueva Inglaterra aparentemente se ahorcó en su celda con una sábana amarrada desde su ventana. El cuerpo fue encontrado por las autoridades después de las 3:05 de la madrugada. En su brazo tenía un tatuaje con la frase: "Dios perdona". 

Las autoridades intentaron, sin éxito, reanimar al futbolista de 27 años. El exjugador de la NFL intentó bloquear la puerta de la celda desde adentro, atascándola con varios objetos.

Hernández, que cumplía con cadena perpetua por un asesinato en 2013, fue absuelto el viernes por otros dos homicidios en 2012, que según la fiscalía, cometió tras enojarse porque le derramaron un trago.


💬Ver 0 comentarios