Lorenzo Sanz dirigió el club de fútbol de 1995 al 2000. (EFE) (horizontal-x3)
Lorenzo Sanz dirigió el club de fútbol de 1995 al 2000. (EFE)

Madrid - El expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz ha reconocido que ocultó unos $7 millones a Hacienda, una cantidad que obtuvo, junto a su esposa, en 2008 y 2009 y que no declaró para obtener un beneficio fiscal ilícito, lo que supuso que el fisco español dejara de ingresar $1,446,350.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, Sanz ha reconocido los hechos en el juicio, celebrado a puerta cerrada en la Audiencia de Madrid, en el que el fiscal le acusa de dos delitos fiscales, por los que le pide cinco años y seis meses de prisión y el pago de una multa de $4 millones y de una indemnización a Hacienda de $1,423,112 en concepto de responsabilidad civil.

En su escrito de acusación, la Fiscalía señala que no ha quedado acreditado que la esposa de Sanz tuviera capacidad decisoria en la confección de las declaraciones de la renta, pero "sí se benefició por la ocultación de los ingresos por parte de su marido con quien estaba casada en régimen de gananciales", por lo que pide que indemnice a Hacienda conjuntamente con él con la mitad de lo defraudado.

La vista, según las fuentes consultadas por Efe, ha quedado aplazada al 27 de junio, pues el acusado, tras admitir la acusación, ha ofrecido al tribunal aportar nuevas pruebas documentales.

Según las fuentes, ese día se retomará el juicio con la práctica de nuevas pruebas periciales y la presentación de nuevos escritos de acusación adaptados al reconocimiento de los hechos por parte de Lorenzo Sanz.



💬Ver 0 comentarios