Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Federer posa con el trofeo que defenderá en el Abierto de Australia. (AP)

Melbourne — Roger Federer se encontró en una situación un poco extraña antes del sorteo del Abierto de Australia.

Sencillamente por estar allí.

Unos minutos después cuando terminó la ceremonia, el astro suizo se enteró que tendrá un camino difícil si quiere repetir la corona, al quedar ubicado en el mismo sector del cuadro que el seis veces campeón del torneo, Novak Djokovic.

“Esto no es normal”, dijo Federer a una multitud de cientos de fanáticos antes del sorteo del jueves en la cancha Margaret Court. “Normalmente no participo de los sorteos, porque me vuelven loco. No quiero saber contra quién tengo que jugar hasta ver la hoja al final y conocer a mi oponente de primera ronda”.

Su primer obstáculo será el esloveno Ajaz Bedene. También podría toparse con David Goffin, Juan Martín del Potro, Sam Querrey y Milos Raonic en su sector.

Cabe la posibilidad de un duelo en semifinales contra Djokovic, quien busca su séptimo trofeo del Abierto de Australia, pero que está preclasificado 14to al regresar a las canchas luego de seis meses de inactividad por una lesión del codo derecho.

Djokovic está en el mismo sector que los hermanos Zverev _ Alexander, el cuarto preclasificado, y Mischa, 32do_ y que el campeón de 2014, Stan Wawrinka, y el quinto preclasificado Dominic Thiem.

Federer derrotó a Rafael Nadal en la final del año pasado en su regreso a las competiciones tras seis meses de baja por lesión, y es el segundo preclasificado mientras busca su 20mo título de Grand Slam.

Djokovic tuvo un 2017 para el olvido: comenzó el año como segundo del ranking mundial, pero perdió en la segunda ronda del Abierto de Australia y no volvió a jugar después de Wimbledon. Fue el primer año desde 2009 que el serbio no disputa la final de al menos un Grand Slam.

Nadal, cabeza de serie, abrirá la competición contra el dominicano Victor Estrella Burgos. El español podría encontrarse en cuarta ronda con el estadounidense John Isner. El búlgaro Grigor Dimitrov, tercer preclasificado, estará en su mitad del cuadro.

Serena Williams optó por no defender su título tras haber sido madre por primera vez hace cuatro meses, lo que dejó el sorteo del cuadro femenino abierto.

La estadounidense Venus Williams, que perdió la final del año pasado ante su hermana, tiene un complicado primer duelo contra la suiza Belinda Bencic y está en el mismo grupo que la también estadounidense Sloane Stephens, ganadora del Abierto de Estados Unidos.

La número uno del mundo, la rumana Simona Halep, comparte cuadro con la campeona de Wimbledon, la española Garbiñe Muguruza. Podrían verse las caras con dos excampeonas en Melbourne, la rusa Maria Sharapova y la alemana Angelique Kerber.

Sharapova, campeona en Melbourne Park en 2008, se perdió el torneo delo año pasado por una suspensión de 15 meses por dopaje.

La ganadora de cinco majors terminó el año pasado enel puesto 60 del ranking de la WTA, por lo que no está preclasificada y podría enfrentar a Kerber en la tercera ronda.

“No hay una manera fácil de llegar a la cima”, dijo la rusa. “Siempre tienes que derrotar a las mejores jugadoras para alcanzar la cima”.


💬Ver 0 comentarios