(semisquare-x3)
Semenya (AP)

Doha, Qatar — La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) aplicará de inmediato sus regulaciones de testosterona a la carrera de 1,500 metros, dijo hoy el presidente Sebastian Coe, haciendo caso omiso a las recomendaciones del Tribunal de Arbitraje Deportivo.

El TAS declaró el miércoles que no existía suficiente evidencia para concluir que Caster Semenya y otras atletas con niveles naturalmente elevados de testosterona tenían una ventaja significativa en esa competencia.

En su fallo, el tribunal ratificó las reglas de la IAAF que limitan los niveles de testosterona para las atletas que compiten en algunos eventos, incluyendo la carrera favorita de Semanya, los 800 metros.

Pero en una advertencia en la decisión, el tribunal basado en Suiza dijo específicamente que había “escasez de evidencia” para aplicar las reglas a las carreras de 1,500 metros y la milla. El tribunal le pidió a la IAAF que aplazase las reglas en esos eventos hasta que hubiese más evidencia.

A una pregunta un día después en una conferencia de prensa en Doha, Qatar, sobre si la IAAF seguiría la recomendación del tribunal de arbitraje, Coe respondió simplemente: “No”.

Pese a decir claramente que la IAAF ignoraría la recomendación sobre las reglas para los 1.500, Coe dijo que se sentía “realmente agradecido” al TAS por su fallo.

La respuesta de Coe da fuerza al argumento de Semenya de que la IAAF margina deliberadamente a la sudafricana debido a su éxito. La bicampeona olímpica y tricampeona mundial en los 800 recientemente se ha concentrado más en los 1,500, como alternativa. En el 2017 ganó el bronce en esa distancia en el campeonato mundial.

Semenya, cuyos musculosos bíceps y veloces tiempos que dejaron muy atrás a sus rivales hicieron cuestionar sus logros, declaró el martes que el fallo no le frenará. Deberá medicarse para reducir sus niveles de testosterona si quiere defender su título mundial en septiembre en Doha. Puede optar además por pasar a distancias más largas, donde no son aplicables las reglas.

“Sé que los reglamentos de la IAAF siempre han apuntado específicamente a mí”, dijo Semenya en un comunicado difundido por sus abogados. “Durante una década, la IAAF ha tratado de frenarme, pero esto me ha fortalecido. La decisión del TAD no me arredrará. Una vez más me elevaré por encima de ella y seguiré inspirando a mujeres jóvenes y atletas en Sudáfrica y alrededor del mundo”.

Semenya y otra atleta que ha anunciado públicamente que tiene niveles altos de testosterona, Francine Niyonsaba, de Burundi, participarán el viernes en Doha en la carrera de los 800 metros en la Liga de Diamante, la última antes de que rijan las nuevas normas.


💬Ver 0 comentarios